Zamba, personalidad destacada

Viernes 16 de noviembre de 2012  

“Declárase Personalidad Destacada de la Cultura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires al Sr. Gregorio Nascenceno Quipildor conocido como Zamba Quipildor”, así expresa el texto de la resolución de la Legislatura porteña con el que se distingue al cantante salteño, extraordinario cantor popular que ha logrado interpretar la música vocal de las distintas regiones del nuestro país, sin alterar su particular colorido.

El acto de declaración al popular Zamba, un proyecto de ley impulsado por los diputados Cristian Ritondo, Karina Spalla, Bruno Screnci Silva y Lía Rueda del PRO, se realizará el viernes 30 de noviembre a las 18, en el Salón San Martin de la Legislatura de la Ciudad Autonoma de Buenos Aires.

“Esta mención es gracias al pueblo que siempre me apoyó en mi extensa trayectoria artística”, señaló Zamba Quipildor, quien piensa que ya está llegando la hora de su retiro artístico. En una de sus últimas presentaciones expresó: Con 70 años siento que cumplí un ciclo y tengo que ir pensando en mi retiro”.

Quipildor cuando cantan trasmite la belleza de las raíces folclóricas a través de las zambas, chacareras y bagualas, y el público siempre lo ovaciona de pie. Su recorrido artístico por el país y el exterior es extenso. Zamba nace en Jujuy pero a temprana edad sus padres deciden trasladarse a Salta. Su padre fue su gran impulsor por el amor a la baguala salteña y el folclore.

Protagonistas de la época de oro del folclor argentino, su proyección nacional comienza en 1975, cuando logra su gran oportunidad de actuar en el Festival Internacional de Música de Sorrento, donde tiene la posibilidad de interpretar la Misa Criolla, que llega a su culminación en la Basílica de Santa Sabina en Roma, ante 2.000 espectadores.

De la “Misa Criolla”, esa gran obra creada en 1964 por Ariel Ramírez como fruto de la conjunción del espíritu religioso cristiano con el folclore argentino, Zamba Quipildor fue siempre un referente obligado. Cada tanto es convocado desde todos los rincones del país y del mundo para cantarla acompañado por diferentes coros.

La primera edición de la Misa Criolla tuvo un lanzamiento de sólo 2 mil placas, la sorpresa fue que se vendieron en un sólo día. Ahí comenzó la historia, la popularidad y la vigencia de una obra que se identifica con su notable voz de barítono y que ha su vez sido cantada por las mejores voces del mundo en todas partes del planeta. Como cantor popular, Zamba es de los intérpretes más auténticos de esa obra universal y atemporal, que ha sido grabada en todas las geografías del mundo, convirtiéndose en una de las composiciones musicales argentinas por excelencia.