Werner Herzog a "Sal y fuego"

Viernes 9 de diciembre de 2016  

’Sal y fuego’, la catastrófica ficción ecologista de Werner Herzog, nueva película del director alemán, filmada en el Salar de Uyuni en Bolivia. Fue estrenada en EE UU. El cineasta uno de los maestros del cine mundial, sigue teniendo un loable compromiso y un amor confeso, una y otra vez, por la naturaleza.

Herzog, en una película catastrófica sobre una catástrofe ecológica. Retrata en sus filmes, como pocos, hechos imposibles y el lado oscuro de unos personajes atípicos y prisioneros de una angustia casi metafísica. A sus 74 años, parece más activo que nunca, produciendo hasta cuatro filmes por año.

"Sal y fuego", su más reciente largometraje de ficción, lo trajo de vuelta a Latinoamérica. Solo que esta vez cambió la Amazonía peruana, vista en Fitzcarraldo, por el Salar de Uyuni, en Bolivia, el mayor desierto de sal del mundo.

El estreno en EUA

Sal y fuego –que se estrena comercialmente el jueves 8 de diciembre en EUA- es su segunda obra de ficción seis años después de My son, My son, What Have Ye Done, estrenada en 2010. Esta nueva producción tiene una trama de ciencia ficción de corte ecologista y vuelve a presentar a un paraje extremo, el Salar de Uyuni -con una extensión de 10.582 kilómetros cuadrados-, al que el realizador considera como fuera de este mundo.

“El salar, para mí, no pertenece a Bolivia ni a nuestro planeta, es algo extraterrestre, es ciencia ficción, algo de las neblinas de Andrómeda, es un sitio lleno de sueños y fiebre, como la selva”, explicaba inspirado, durante una clase magistral en La Paz, en un español correcto, aunque claramente con marcado acento teutón.

En el Salar de Uyuni

El filme tenía como locación original el Mar de Aral, en Asia Central –situado entre Kazajistán y Uzbekistán, pero para Herzog era una opción “aburrida”, según contó al diario alemán Welt. El director de "Nosferatu, vampiro de la noche" quedó fascinado por las posibilidades visuales que le proporcionó el Salar de Uyuni.

JPEG - 43.6 KB
Los actores Volker Michalowski y Veronica Ferres en una secuencia de "Sal y fuego". (Clic para agrandar).

La película cuenta con la presencia de la actriz alemana Veronica Ferres, el mexicano Gael García Bernal y el estadounidense Michael Shannon. Herzog escribió el guion, basado en el relato corto Aral –de Tom Bisell-, en cinco días. Algo que no es atípico en él, ya que el libreto de Aguirre, la ira de Dios lo terminó en dos días y medio, gran parte dentro de un autobús lleno de futbolistas ebrios de un equipo de Múnich de la quinta división alemana.

Rodada en 16 días

Así, con la misma rapidez, Sal y fuego se terminó de rodar en 16 días y, como es su costumbre, se editó en muy breve tiempo. “Nunca he filmado muchas imágenes. Hago básicamente lo que necesito para la pantalla”, dijo en una entrevista para Los Angeles Times.

Diego Mondaca, director boliviano y responsable de la producción en Bolivia, afirma que una de las cosas más difíciles fue seguirle el ritmo al alemán. “Él es una persona altamente sensible como altamente radical. Con una tenacidad apabullante. Lo bueno de esto era que lo reflejaba a todos nosotros y nos daba una confianza muy fuerte, a la que nos podíamos sumar todos. Él tiene esa capacidad”, explica Mondaca.

  • Fuente El País