¿Un nuevo Teatro de la Ciudad?

Jueves 9 de febrero de 2012  

El Instituto Nacional del Teatro dependiente de la Secretaría de Cultura de la Nación aprobó el financiamiento de 600.000 pesos para la construcción de un nuevo Teatro de la Ciudad, que en este caso sería el segundo que tendría a su cargo la Municipalidad de Salta, luego de la polémica venta o canje del antiguo “Teatro de la Ciudad” de la peatonal Alberdi, y que en los últimos años de vida fue administrado por lo que hoy se hace llamar Gobierno de la Ciudad de Salta.

La noticia fue lanzada a difusión a la prensa como “el primer Teatro de la Ciudad”, pero en todo caso se trataría del segundo, porque el primero con capacidad para 800 localidades, fue canjeado en forma polémica junto a otros cuatro edificios históricos comunales por el terreno del Centro Cívico Municipal (CCM) y durante varios años mal administrado, por lo que finalmente terminó transformado en un centro comercial.

La segunda oportunidad de un nuevo teatro municipal viene de la mano de la profesora Cristina Idiarte, representante del INT. En una reunión con las autoridades del ahora "Gobierno de la Ciudad", le comunicó la aprobación del financiamiento nacional al Intendente Municipal Miguel Isa, al Presidente del Concejo Deliberante, Tomás Rodríguez y la concejal Ángela Di Bez (SST).

Ahora el municipio deberá ahora encontrar un nuevo espacio físico y completar los costos que demanden el emprendimiento. En principio se consideró que las cercanías del Centro Cívico Municipal sería ideal para construir el teatro. Este teatro sería de menor capacidad que el anterior. La sala sería de 30 x 20 metros, con capacidad para unas 300 personas que sería construido el presente año.

Cristina Idiarte sostuvo que su construcción es óptima para la barriada Sur de la ciudad. “Sería un espacio de fuerte inclusión social, contención y desarrollo de talleres”, remarcó. Para conseguir el financiamiento se trabajó con distintas dependencias de la municipalidad a lo largo de 13 meses, con la Sub Secretaria de Cooperación y Desarrollo, a través de Mauro Sabbadini; con la Secretaría de Turismo y Cultura.

El aporte del Gobierno Nacional incluye también el equipamiento de luces y sonido y un monto anual de $150 mil pesos para su funcionamiento, un subsidio que se otorga a todas las salas independientes.