El mundo artístico mostró su pesar por la muerte del compositor y músico Mariano Mores, una enorme figura de la música argentina y la tradición del tango. VIDEOS

por

Un Mariano Mores inmortal

Miércoles 13 de abril de 2016  |  Video  

Músicos, políticos y todo el ámbito artístico mostraron su sentido pesar por la muerte del compositor y músico Mariano Mores, una enorme figura de la música argentina y la tradición del tango. Los mensajes de afecto y dolor se cuentan por miles en las redes sociales. Recuerdos, anécdotas y videos se compartieron para despedir al maestro Mores que murió el miércoles 13 de abril a los 98 años. Sus restos son velados en el Teatro Colón.

A partir de hoy pasó a ser una leyenda por su extensa historia en nuestra música argentina. Fue un influyente pianista y compositor. La noticia de su muerte vino tras el mensaje: "Adiós abuelo querido!!!! Te voy a extrañar mucho!! Pero tu recuerdo y tu música estarán siempre en mí. Gracias por tu ejemplo de vida. Q.E.P.D", escribió Gabriel Mores en las redes.

Compositor central del tango desde que se diera a conocer a fines de la década del 30’, Mores atravesó todas las épocas de la música porteña, habiendo dejado joyas musicales imperecederas como "Uno", "Cafetín de Buenos Aires", ambas con letra de Enrique Santos Discépolo; "Adiós Pampa mía" y "Taquito militar", entre muchas otras.

Nacido en el barrio porteño de San Telmo en 1918, fue hijo de una pareja fanática del tango que se anotaba en cada concurso que hubiera y un abuelo flautista que insistía para que el chico estudiara algún instrumento musical y se transformara en un artista mayor.

Su primer tango fue "Cuartito azul" (1938), con letra de Mario Batistella, ya que se trataba de la vivienda de soltero del músico, en Terrada 2410, Villa del Parque -hoy museo-, pintada por él mismo con cal coloreada con azul de lavar, un elemento de limpieza muy popular entonces.

Ese fue el comienzo de una carrera de compositor que tuvo títulos memorables como "Uno" y "Cafetín de Buenos Aires", ambos con Discepolín en las letras, "El patio de la Morocha", con Cátulo Castillo, "Grisel" y "En esta tarde gris", con José María Contursi, "Una lágrima tuya", con Homero Manzi, "Tanguera", "Adiós, pampa mía", con Ivo Pelay, "Por qué la quise tanto", con Rodolfo M. Taboada, y las milongas "Taquito militar" y "El firulete".

Admirado por el presidente Juan Domingo Perón, fue uno de los primeros artistas populares en actuar en el escenario del Teatro Colón -otros eran Alberto Castillo, Hugo del Carril, Nelly Omar, Antonio Tormo- lo que alarmó a las clases altas que solían concurrir allí como un reducto privado, y destacado por Evita, quien señalaba al tango "Uno" como uno de sus preferidos.

Su milonga "Taquito militar", que homenajeaba a un ministro del gobierno, fue estrenada en el Colón en 1952, con enorme repercusión popular, pero la caída del peronismo en 1955 frustró la formación de otra Orquesta Sinfónica Nacional, dedicada exclusivamente al género popular, al tiempo que cambiaba su nombre Marianito por Mariano.

La despedida

“El cielo se estaba abriendo para dar paso con honor y gloria al maestro y amigo Mariano Mores”, escribió Andrés Calamaro

El ex Abuelos de la Nada y Los Rodríguez: “era exigente con la métrica, la formalidad de la canción y las palabras” y lo definió como “un músico de primerísima categoría, de los que ya no existen”.

El bandoneonista Raúl Garello subrayó las virtudes de Mores como “melodista” y lo comparó con artistas como Cole Porter y George Gershwin.

Mores fue recordado por Edelmiro Molinari, Cecilia Milone, Celeste Cid y María Carámbula, entre otros. Te amo Mariano Mores. Doy gracias a Dios por haberte conocido y por la bendición de tu música. Aplausos, Maestro”, expresó Milone,