LUCES DE LIBERTAD

Teatro ciego para ver en libertad

Patricia Monserrat Rodríguez

Viernes 2 de agosto de 2013  

Por gestión de la Fundación OSDE se ha presentado en Salta la obra “Luces de libertad” en la Sala Mecano. Más de 200 personas fueron a retirar su entrada en las oficinas de esta obra social que considera que acercar la cultura es una de sus misiones, no sólo para socios ya que la producción fue abierta al público que deseara ir. Ese gesto ya es una fortuna en esta época en la que la preocupación por el otro no abunda, menos en esta clase de instituciones no estatales.

  • Obra “Luces de libertad”. Grupo Teatro Ciego. Dos funciones. Jueves 1 de agosto en la sala Mecano de la Casa de la Cultura (Caseros 460). Organiza Fundación OSDE. Actores: Rubén Ronchi, Rosa Griro, Pablo Delgado, Facundo Bogarín, Julia Pereyra y Mirta Lescano. Martín Bondone, Director y Productor general. Ramiro Torreira, actor y sonido.

La experiencia de ver teatro a oscuras, de ser conducido de la mano o por los hombros a la butaca y sobre todo ser tratado afectuosamente por el otro quien en ese momento de crisis se te iguala, concretamente hablando. Esa experiencia, que no pretende hacerte sentir lo que un ciego siente por no ver, sino mostrarte otra posibilidad de leer, de disfrutar un espectáculo y sobre todo de compartir un encuentro; verte con los otros en una real situación de igualdad. Sin pasar por situaciones de vulnerabilidad odiosas. Eso es lo valioso de esta iniciativa de OSDE a través del grupo Teatro Ciego, el elenco conducido por Martín Bondone y Gerardo Bentatti, pertenecientes al Centro Argentino de Teatro Ciego.

Luces de Libertad estrenó en mayo de 2010 en Bs As, el texto pertenece a Martín Bodone y la intriga aborda una historia de amor atravesada por temáticas históricas. La acción transcurre en tiempos de la lucha por la independencia- concretamente en las Invasiones Inglesas- focalizando en la búsqueda y necesidad de las libertades individuales y de los pueblos americanos. Pero atraviesa varios momentos y personajes de nuestra historia: Perón, Illia, Videla, Alfonsín y otros son voces que pueden reconocerse en el remate de la obra. El cierre abre el juego a la actualidad y valora las luchas sociales en busca de la defensa de las libertades cívicas.

JPEG - 31.4 KB
Elenco de Teatro Ciego

La historia de amor entre el niño Tomás y la esclava permite acceder a los códigos de dos mundos lejanos y distanciados entre sí. El negro Ezequiel concentra en su escena la parte humorística de la obra, aunque también la trágica interpretadas ambas con naturalidad que generó la simpatía de la “platea en-negrecida”.

Otro aspecto a destacar de la puesta fue la sinestesia propuesta: ruidos, perfumes, sensaciones táctiles, roces, movimientos, suspiros y hasta colores sugeridos a partir de la palabra. Una puesta en valor de todo lo que la luz no puede alumbrar. Una puesta en valor de todo lo que un espectador puede crear. Allí radica el efecto positivo del teatro a ciegas. Se percibe que el elenco lleva entre sí vínculos significativos que traspasan al público, generan seguridad y placer además del dominio técnico de estos actores en su mayoría ciegos o disminuidos visuales.

La gestión de urgencia de OSDE permitió disfrutar del otro código relevante de la puesta: la música en vivo. Una variedad de instrumentos de percusión, de viento y cuerdas, en consonancia con los actores que cantan, una de ellas exquisitamente; hacen que la obra enmarque los climas y transiciones dramáticas. A la banda sonora se suman técnicas del radioteatro y voces en off que sirven para la construcción sinestésica de las escenas.

  • Patricia Monserrat Rodríguez
    labutacateatro@yahoo.com.ar