Julio César Haro

Tambores, sonidos del origen

Jueves 17 de septiembre de 2015  

Tarde de domingo, voy al primer ensayo entre los grupos de baile y percusión locales “Oxoum” y “Sankofa”. El sol despierta un tenue responso parecido al de los días que anuncian la proximidad de la Primavera. Llego al Club Deportivo Unión que se encuentra detrás del mercado Cofrutos, levemente comienzo a escuchar los tambores y redoblantes que marcan un ritmo de batucada, anunciando el carnaval del próximo año.

Luego de saludar y tomar unos mates, me puse a charlar con Gabriel Leyria, uno de los fundadores (junto con Mirta Garnica su madre), del grupo artístico "Oxoum". Me comentó como nació su inclinación por la batucada cuando viajó a Brasil.

“Era chico, tendría unos 9 ó 10 años cuando tuve la suerte de presenciar en el Corsódromo un ensayo técnico de una scola muy conocida. En aquel momento ya estudiaba música. Escuchar la percusión fue un antes y un después en mi vida. Despertó mi apasionamiento que con el tiempo pudimos materializarlo con un grupo amigos. Nos juntábamos primero a jugar a la pelota con unos amigos y en un momento les digo que yo tenía esta experiencia con la percusión, que quería compartirlo y les pregunté: ¿Porqué no hacemos algo entre todos?”.

“Así nació la batucada. Ya llevamos 19 años en la percusión y en el 2017 cumplimos 10 años con “Oxoum”. En la actualidad tenemos nuestra propia Fundación, hacemos mucho trabajo social y seguimos creciendo. Nos pueden encontrar en Faceboock como "Oxoum”.

“Hemos participado de otros carnavales, estuvimos en Gualeguaychu, hacemos talleres en Studio 54, de Santa Fe 783. El sábado 26 de setiembre generamos un evento nuevo con elección de nuestra representante y de la pasista”, cuenta Gabriel.

Sigo charlando con los demás miembros del grupo y me encuentro con Pablo Lagomarsino, quien se encarga de diseñar los trajes atendiendo la fantasía, la estética y las temáticas que suelen elegir año tras año.

“Yo llego a Oxoum porque me gusta el carnaval y me encanta el baile cuenta Pablo con mucho entusiasmo. “La idea de Oxoum es recuperar para Salta un lenguaje más del carnaval de Brasil, desde la percusión y la danza. Tratamos de ir experimentando distintas cosas en ese sentido”.

“Oxoum fue el primer grupo en el carnaval salteño que tubo música en vivo, porta banderas siempre busca hacer cosas nuevas. Oxum no puesta a una formula fija la idea es ir incorporando experimentando nuevas fusiones como la brasilera, ritmos africanos ahí aparece la propuesta de acercamiento con “Sankofa”, como grupo para empezar a fusionar”.

“Ensayamos todo el año, los fines de semana. Somos un grupo de autogestión, todo lo hacemos a pulmón. Nos contratan pata fiestas casamientos y todo lo recaudado lo usamos para comprar las plumas, la ropa las telas, los instrumentos. También tenemos nuestros coreógrafos: Mauro Tortorichi y Javier Guantay.

Durante este encuentro salude también a Israel Puca (director de percusión de “Sankofa”). Estaba tocando con los demás. Inmediatamente mi charla prosigue con Claudia Cayo profesora y bailarina de danza de “Sankofa”.

“Este es nuestro primer encuentro entre el grupo de Oxuom. A mí siempre me gustó bailar atraída por las danzas de origen africano, salsa, saya y candombe. Me di cuenta que era lo que buscaba. Quería compartir enseñando danza africana. En nuestro país, en Salta, hay mucha presencia africana que merece ser resinificada, hay raíces tanto genéticas como culturales”, señala.

Sobre lo que puede propiciar este primer encuentro me explica: “la expectativa es mucha: juntar dos formas de hacer danza y música de origen áfrica con una temática especifica cómo es lo africano, para lograr una propuesta más amplia y más rica para la cultura de Salta”.

Luego Claudia me habla de “Sankofa”. “La palabra significa ‘retornar y conseguirlo’. Es el símbolo “adinkra” que nos recuerda que hemos de volver y conseguir lo que se quedó atrás. Es el símbolo de la importancia de aprender del pasado para construir el futuro. Los akan (un pueblo de Ghana, Africa) creen que el pasado ilumina el presente y que la búsqueda del conocimiento es un proceso que dura toda la vida”.

Los tambores siguen sonando, evocan el carnaval, nuestras raíces. Me quedo con ganas de ver este encuentro con la danza africana del sábado 26 de setiembre, con elección de su representante y pasista. Me voy pensando en estas búsquedas entre los ritmos, bailes y esos tambores que no dejan de avocar esas raíces primigenias de la existencia humana.

  • Julio Haro, periodista
    juceharo@yahoo.com.ar