EL CIGALA

Su sentir flamenco es la clave

José Acho

Viernes 28 de septiembre de 2012  

“¡Ole Cigala… cantate fandango, rumba flamenco..!”, le grita una espectadora en el Teatro del Huerto desde sus primeros acordes. “Todo a su tiempo…”, le respondió El Cigala con ironía, porque ese tiempo al cabo de casi dos horas de grandes éxitos universales, para decepción de esa dama, nunca llegó. ¿Es que nadie le dijo que este célebre cantaor gitano es famoso por fusionar el flamenco con otros géneros? El flamenco con otros géneros como el bolero, los ritmos afrocaribeños, la copla, el tango y el jazz. Al final nadie más gritó ¡Ole!

  • Diego El Cigala en Salta. Espectáculo “Sintiendo América”. Jueves 27 de septiembre. Teatro del Huerto.

Es lo que hizo toda la noche con gran confianza, espontaneidad, soltura y aceptación. El Cigala pasó por el Teatro del Huerto con su nuevo espectáculo “Sintiendo América” que cualquiera puede imaginar, es su particular mirada flamenca a la cultura americana a través de la música, versiones, “covers” o tributos a grandes éxitos universales en clave, ritmo, voz y sentimiento flamenco.

En el país es casi como un argentino pero siempre llegó solo hasta Buenos Aires, por eso repitió esa noche: “era hora que venga a la Provincias”. Y aunque hasta la despedida y los tres bises por insistencia de la platea, no presentó al público a sus músicos, sabemos que vino a Salta acompañado con su tradicional trío instrumental, en piano Jaime Calabuch, contrabajo Yelsy Heredia y percusión Isidro Suárez; al que sumó como invitado la dúctil guitarra de Diego García Gallardo, reconocido músico de Andrés Calamaro.

JPEG - 76.7 KB
{(Clic para agrandar)}

El español abrió fuerte su noche con los esperados grandes éxitos tangueros de su último proyecto "Cigala & Tango", “Garganta con arena”, “El día que me quieras”, "Soledad", "Nostalgias" “Naranjo en Flor”, “Los Mareados”, entre otros hasta lograr los momentos cúspides de su recital con “Nieblas del riachuelo”, “Corazón loco” “Lágrimas negras", "Dos gardenias" y "La bien pagá".

Si bien para el público salteño todo fue novedad, ovación y vivas, no adelantó como prometió en sus entrevistas (su tributo a Mercedes Sosa) su repertorio folclórico de su próximo disco. Alguien dirá pero cantó “Alfonsina y el mar”, pero, ese himno de Ariel Ramírez y Félix Luna, era de su disco anterior. Quizás la novedad cierta fueron los versos del Martín Fierro, milonga y flamenco, con el vuelo hipnótico de los punteos en la guitarra de Diego García.

Pero no subió al escenario a un crédito (músico o cantor) local como invitado para cantar con él, como dijo que iba en su gira por las provincias. Son detalles que, por supuesto, al público enfervorizado al verlo en vivo por primera vez, no le importó nada definitivamente.

JPEG - 73 KB
{(clic para agrandar)}

Este madrileño de 43 años, en su noche íntima con el público salteño, luego su ramillete de versiones, y de tres tragos largos de color naranja (presumiblemente con vodka), llevó al público salteño al éxtasis, la emoción y la fuerza.

Su fórmula exitosa lograda desde su colaboración con Bebo Valdés (flamenco-latino) es sencilla, pero muy contundente y efectiva. Una voz carrasposa original del flamenco, un virtuoso trío con sólida base de jazz y el condimento fuerte de mucho auge en la actualidad: una excelente fusión, sea el género que sea.

Detalle en voz baja: La sala del Huerto estuvo llena un 85% y eso que las plateas preferenciales eran de 360 pesos. Son 60 Euros, es una entrada caro hasta para un europeo. ¿Hay gente de plata en Salta no?

  • José Acho, Periodista
    Fotos: Gentileza Isidoro Zang