Solís, el poeta del amor...

Viernes 16 de marzo de 2012  

Aquí una entrevista a Marco Antonio Solis quien confesó que cuando niño quiso ser sacerdote, payaso y cantante y “hoy creo que soy un poco las tres cosas”, declaró el autor e intérprete de “Si no te hubieras ido”. El mexicano cantante romántico de mayor convocatoria en la Argentina, arribará el sábado 17 de marzo a nuestra ciudad para cantar a las 21, en el estadio Delmi, donde miles de seguidores que tienen sus entradas anticipadas en mano, le demostrarán devoción a sus canciones.

“Soy un poco cantante, sacerdote y payaso”

El “poeta del amor” llega luego de seis multitudinarios conciertos en el Luna Park, con dos Discos de Diamante, centenares de discos de platino y de oro y dos Grammy por sus producciones discográficas. En la última Fiesta Nacional del Sol en San Juan juntó a 35 mil personas y seis mil personas colmaron el Polideportivo de Mar del Plata. U

La gira 2012 del también llamado “poeta del siglo”, se titula “En total plenitud”. Viene acompañado de cuarenta músicos, coros y bailarinas sobre el escenario. Trae su renovado show de mas de dos horas y media, con temas de sus últimos discos “No Molestar” y “En total plenitud”, incorporadas hace poco al repertorio con el acompañamiento de 12 músicos (cuerdas) del Teatro Colón de Buenos Aires, bajo la dirección del maestro español, Arturo Solar.

Con más de 30 años de exitosa carrera, el artista mexicano atraviesa por su mejor momento artístico. Es uno de los cantautores más influyentes de la música latina en el mundo. La revista norteamericana Bilboard lo consideró el “artista latino de la década”, en la música popular del mundo. Tiene también su propia la estrella que se le concedió en el “Paseo de la Fama”, de Hollywood.

Miembro de una familia modesta, Marco Antonio nació en Ario de Rosales, un pequeño poblado del estado de Michoacan, México. Desde muy pequeño se interesó en la música, pasión que se vio reforzada cuando su padre, Marco Solís Marroquín, le regaló una guitarra.

“Desde niño me gustó cantar, lo hacía en mi casa, en la escuela y en la iglesia del pueblo. De hecho, siempre dije que quería ser payaso, sacerdote y cantante. A esa edad estaba descubriendo el mundo y comenzaba a preguntarme con más claridad qué iba a ser de mi vida. El sacerdocio me tocó un poco el alma. Creo que tal vez fue por todo ese misticismo que tiene la Iglesia”.

“Fue precisamente en la Iglesia donde comencé a cantar y entonces mi gusto cambió. La música también comenzó a apropiarse de mi alma. Pero a medida que cantaba me iba dando cuenta de que también podía divertir a los demás haciendo morisquetas, contando chistes o poniendo caras graciosas. Me gustaba también la idea de actuar como payaso. Al final, me dedique a componer y a cantar, pero yo creo que hoy soy un poco las tres cosas: cantante, sacerdote y payaso”

Los centenares de premios que recibió en los distintos países los toma con mucho agradecimiento. “Los galardones motivan y quizá sirvan para que los demás busquen su camino. A Latinoamérica vinimos varias veces, pasando supuestamente inadvertidos, o eso creía. Pero, me doy cuenta ahora, nunca se pasa de ese modo, siempre fue sembrar y valió la pena.”

Conciente del rol de cantante romántico que atrae especialmente de las mujeres, opina que los hombres vivimos con mucha prisa y perdemos el detalles importantes en el amor. “Pienso que muchas mujeres identifican esos gestos en mis canciones, con un par de frases que las mueven si no se las han dicho. Los que tenemos pareja tenemos que tratar, todos los días, de que no se nos pase un detalle, aunque sea muy pequeño con nuestras mujeres”"

Con más de 80 millones de discos vendidos, 300 canciones escritas para diversas artistas y para él, Marco Antonio Solís se define creyente en Dios y hasta en su look, pelo largo, barba, algunos ven un parecido a la imagen de Cristo. Ha grabado 24 discos en su carrera. Afirma que compone sus temas bajo el designio de Dios. “Compongo sin pensar. Aparecen, no tengo fórmulas. No pienso las canciones, las siento y van fluyendo ahí y voy acomodando las frases”.

Las entradas a la venta en boletería del Teatro Provincial y luego en el Delmi: Vip Platinum $ 700, Vip Gold $ 600, Platea Alta $ 450, Codo A y B $ 350, Plateas Laterales A y B $ 300, Tribuna General $ 150.

“Dios me dicta las canciones”

“Soy un compositor totalmente de inspiración, no soy constructor de canciones. Las palabras, las frases, las melodías están ahí, en el aire, yo las rescato, las articulo y ya está. Por eso digo que no soy yo quien hace las canciones, sólo soy una antena receptora que las capta. Yo creo que es Dios quien las dicta”, concluye.

Solis cuenta que “Si no te hubieras ido”, una de tus canciones más exitosas nació “hace muchos años. En el 83. La primera versión fue del 84 de una cantante de Los Angeles, que se llama Marisela. Luego llegó a voces importantes como Mocedades, Rocío Jurado. Se grabó en merengue, en salsa. Maná también hizo su versión, que es más reciente. Yo la grabé en 1999 y ahí sigue su camino”.

“El otro día me preguntaban ¿Qué tiene que tener un éxito? Una buena letra, una melodía armoniosa y algo más que no sabemos qué es. Es el caso de Si no te hubieras ido. Se coló en una novela y una película y así sigue. Para mí es un honor. Me siento portador de un tema querido por la gente. Es muy lindo compartirlo, no me cansa nunca cantarlo. Al contrario”, confiesa Marco Antonio Solis.