Sin la voz del Festival de Cosquín

Jueves 9 de mayo de 2013  

Julio Mahárbiz, locutor, conductor, maestro de ceremonias del Festival de Cosquín, creador del recordado ciclo "Argentinísima", murió ayer a la madrugada en su domicilio. Tenía 77 años. El ex director del Instituto Nacional de Artes y Audiovisuales (Incaa), falleció esta madrugada en su domicilio a causa de un cáncer que surcó los últimos años de su vida.

"Papá murió en su casa en paz y rodeado de sus afectos", afirmó su hijo Martín. Antonio Tarragó Ros, el músico chamamecero, comentó que "se fue uno de los mejores tipos que conocí en mi vida. Serio, agradecido, leal, comprometido con la música nacional y muy respetado por los grandes como Yupanqui, Tita Merello, Hugo del Carril y Argentino Luna, entre muchos otros".

"Se fue un eterno luchador de la música argentina. El fue quien desde el Inca recuperó el cine nacional y lo llevó a su más alto nivel, más allá de convertir Radio Nacional en líder, en el nivel de Mitre o Continental y con música argentina desde el folclore, el rock nacional y el tango", añadió Tarragó Ros a esta agencia.

Por su parte, el director y productor cinematográfico Héctor Olivera, quien dirigió junto a Fernando Ayala “Argentinísima” (1972) y “Argentinísima II” (1973), dos películas producidas por Mahárbiz, señaló que “era un hombre muy culto en materia de folclore y tango, una persona afable, un colaborador entusiasta y, sobre todo, un hombre que profesa un gran amor a su tierra”.

Entre 1963 y 2001, Mahárbiz fue el maestro de ceremonias del Festival de Folclore de Cosquín y comenzó en 1968 con su emblemático programa "Argentinisima" por Radio el Mundo que fue llevado al cine en dos oportunidades y que se mantuvo hasta la actualidad en televisión por Crónica TV, luego de exitosos ciclos en el viejo Canal 11.

El periodista, locutor y director de Radio Nacional Folclórica 98.7, Marcelo Simón, dijo que Mahárbiz "fue un difusor importante del folclore, muy entusiasta y lleno de energía pero no puedo ocultar en el caso mío específicamente que fuimos amigos en una época y claramente adversarios luego por su forma de pensar".

"En la radio, y contra todos los consejos profesionales de los entendidos, eligió como conductores a figuras veteranas como Cacho Fontana, Antonio Carrizo y Juan Carlos Mareco, para hacer una radio de ese color y fuertemente argentina", recordó.