TURISMO Y CULTURA

Gregorio Caro Figueroa se fue de la Biblioteca

José Acho

Martes 7 de mayo de 2013  

“El señor Gregorio Caro Figueroa ya no es Coordinador…”, repiten hace 20 días empleados en la administración de la Biblioteca Provincial “Dr. Victorino de la Plaza”, edificio ubicado en la Avda. Belgrano 1002, ante la consulta de actores culturales por alguna gestión o para concretar una actividad literaria en el organismo. Ocurre que hasta la fecha lleva más de medio mes que la Coordinación General de Biblioteca y Archivos, está acéfalo por la renuncia del periodista e historiador Gregorio Caro Figueroa.

La Coordinación de Bibliotecas y Archivos está acéfala

Se fue Gregorio Caro Figueroa del Gobierno. El por qué de la ida tiene que ver superficialmente con el trámite automático de la jubilación. Pero está claro que las autoridades de Cultura Sergio Bravo y Mariano Ovejero, no quisieron recibirlo en audiencia para tratar una continuidad en la gestión. Al parecer esperaban "por hora" que se vaya. Como trasfondo la explicación es tácita. Sería un "riguroso pase de factura" por opiniones contrarias al Gobierno de parientes y familiares en medios hoy opositores.

El tema de una jubilación nunca fue pretexto en Cultura para tener que desprenderse de un empleado del área. De hecho gran parte de los titulares o altos funcionarios de varias áreas en la gestión o administración cultural (y con "más años que Matusalén") son jubilados en servicio con cargos públicos.

La mayoría de ellos son como "dinosaurios culturales" con supuesto renombre artístico. Personajes que vivieron años del Estado en cargos donde son probadamente ineficaces pero funcionales. Como jubilados no solo viven de un solo sueldo, sino de tres. Es decir que no tienen el más mínimo pudor para cobrar remuneraciones por tres lados: como jubilado, como mérito artístico y como funcionario con cargo político. Están en varias áreas y son como "próceres funcionales" de la Cultura.

Estado de desidia cultural

Respecto al dato sobre la acefalía en un importante organismo cultural es necesario verlo también como un síntoma que marca el estado de vacilación y/o la desidia en materia cultural del Secretario de Cultura Sergio Bravo y del Ministro de Turismo y Cultura Mariano Ovejero, para resolver un reemplazo ocasionado por una renuncia buscada en un sector de la Cultura.

Sobre este caso Calchaquimix pudo averiguar además que había disposición para seguir en el proyecto cultural hasta fin de año y no percibir la jubilación. En reuniones informales mantenidas con las autoridades nombradas se esperaba una respuesta. Por último debido a la evidente indiferencia la renuncia fue presentada por escrito.

Ocurrió que pasaron los días y Gregorio Caro nunca fue recibido en audiencia oficial para tratar su continuidad en el proyecto y dado lo avanzado de la fecha, optó por renuncia para acogerse al beneficio de la jubilación, sin finalizar su proyecto anual en la Coordinación General.

El organismo -acéfalo desde fines de abril hasta el martes 7 de mayo- tiene la jerarquía de Dirección General. El cargo de un Coordinador articula el trabajo de preservación del patrimonio cultural, la conservación de la memoria escrita y la promoción de la lectura, entre las bibliotecas provinciales "Dr. Victorino de la Plaza", el Archivo Histórico de la Provincia “Dr. Joaquín Castellanos” y la Biblioteca “Dr. Atilio Cornejo”.

En el nuevo complejo de Avenida Belgrano y Sarmiento confluyen el Archivo Histórico y la Biblioteca Provincial Victorino de la Plaza, que dependen de la Coordinación de Biblioteca y Archivos de Salta. Ante esta anomalía hoy aparece como única autoridad visible, el escritor Benjamin Toro, director de la Biblioteca Provincial Dr. Victorino de la Plaza.

La Coordinación General de Bibliotecas y Archivos fue creada el 12 de marzo de 1996. Es una de las cuatro direcciones generales de la Secretaría de Cultura, del Ministerio de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta. Su tarea es desarrollar un programa específico con participación de las intendencias de la Provincia y bibliotecas públicas y populares “tendiente a ordenar, proteger, expandir y estimular el uso del patrimonio allí depositado.

Por Ley Provincial Nº 7.092, del año 2000, el titular de la Coordinación preside también el Consejo Ejecutivo del Sistema Provincial de Administración y Documentación de Archivos (SIPADA).