Renunció Enrique Roel

Jueves 16 de febrero de 2012  

El maestro Enrique Roel finalmente presentó su renuncia al cargo de director titular de la Orquesta Sinfónica de Salta, hoy jueves 16 de febrero a la mañana, por lo que las autoridades de la Secretaría de Cultura de la Provincia dispusieron un reemplazo interino hasta el concurso de fin de año. Asumió el maestro Jorge Lhez, como director interino, (se desempeñaba como director asistente) y en su lugar asumió también la maestra Yeny Delgado Rolo que cumplía funciones en el Instituto de Música y Danza, y quien dirigió también a la Orquesta Sinfónica en reiteradas oportunidades.

Dijo adiós a la Orquesta Sinfónica

Como es algo habitual en las autoridades de la Secretaría de Cultura, no se dio a conocer oficialmente detalles a la prensa sobre los motivos de la renuncia. Aunque debido a los antecedentes acumulados a lo largo de sus dos años de ocupar el cargo, se puede saber que el trasfondo tiene varios fundados motivos, remarcados en diferentes notas de Calchaquimix.

Estos serían los referidos al desmanejo de la Orquesta, la improvisación del programa de las temporadas anuales, las reiteradas ausencias de Salta, en la dirección y ensayos, y las quejas constante de los músicos sobre su idoneidad para estar al frente de la Sinfónica.

La última observación publicada en este medio y otros, fue que la Sinfónica inauguró la temporada 2012, con un llamativo bajo perfil. Sin la programación anual por tercer año consecutivo y con el reintegro del director Enrique Roel, apenas 48 horas antes del primer concierto programado para el 10 de febrero pasado en La Caldera.

De esta forma la apertura de la temporada, si bien la orden del gobernador Juan Manuel Urtubey era llevar como sea a la OSS al interior de la provincia, este objetivo se concreta con un repertorio remanido, conocido y varias veces tocado, el año pasado y varias temporadas anteriores también.

Pero el signo más evidente sobre el deterioro que venía sufriendo la OSS, que atentó siempre con el prestigio ganado de la Sinfónica se registra desde hace dos temporadas, con la falta de una programación anual, lo que sin duda es un indicativo fehaciente de improvisación y de un transito a la deriva.

  • Ver publicaciones relacionadas:

Enrique Roel, la otra historia...

Negativo balance 2010 de la Sinfónica

Sinfónica: dos años en caída libre

Jorge Lhez sostiene la Sinfónica