Exhiben el filme sobre M. Ferreyra

Sábado 13 de abril de 2013  

¿Quién mató a Mariano Ferreyra?, largometraje basado en el libro homónimo de Diego Rojas se exhibirá en Salta el jueves 18 de abril a las 22, en el Cine Ópera de calle Urquiza. La película relata la investigación del asesinato del militante, ocurrido en octubre de 2010. Revela la trama oculta y las motivaciones políticas, económicas y sociales del crimen del joven militante del Partido Obrero, se estrena este jueves en salas comerciales del país, con el escritor Martín Caparrós en el papel de un periodista que investiga el caso y debe esquivar la censura para sacarlo a la luz.

Basado en el libro homónimo de Diego Rojas, está dirigido por Julián Morcillo y Alejandro Rath. El asesinato de Mariano Ferreyra, ocurrió en octubre de 2010, cuando una patota de trabajadores nucleados en la Unión Ferroviaria atacó a balazos a un grupo de manifestantes y operarios tercerizados, hecho por el que esta acusado como instigador el entonces secretario general del gremio, José Pedraza.

La película, que mezcla ficción y documental, llegará a los cines días antes de conocerse la sentencia por el juicio oral y público que se inició el 6 de agosto de 2012 contra Pedraza y los otros acusados de complicidad y de la autoría en el crimen, por el cual ya declararon unos 300 testigos en más de 70 audiencias.

En la línea de una tradición de cine militante y de compromiso político que remite a autores como Raymundo Gleyzer, Jorge Cedrón o Fernando “Pino” Solanas, la película combina entrevistas a familiares y compañeros de Ferreyra, imágenes documentales y una ficción que enhebra la reconstrucción del ataque que causó la muerte del militante con la pesquisa que lleva adelante Andrés Oviedo, el periodista que encarna Caparrós.

Al igual que la investigación que lleva adelante el personaje de Caparrós, la película está dividida en seis capítulos que llevan por título: “Tercerización”, “Las patotas”, “Sindicatos y barras”, “El negociado”, “José Pedraza” y “Un crimen”, que revelan el entramado político, económico y sindical que hay detrás de la muerte de Ferreyra y del estado crítico del transporte ferroviario.

La investigación del periodista Oviedo, que en el filme es comparada con la que Rodolfo Walsh encaró para revelar la causa del asesinato del sindicalista Rosendo García en su libro “¿Quién mató a Rosendo?", “es una reivindicación de esa manera de hacer periodismo que ponía a la verdad y el compromiso social sobre cualquier otro interés, incluso la propia vida”, señaló el cineasta.

Los directores se preguntan si después de la muerte de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en 2002, desapareció realmente la represión de la protesta social o tomó otra forma, y la respuesta que da la película es que “la represión fue tercerizada y actualmente la ejercen las patotas sindicales, que también integran miembros de las barras bravas”.