Por una política de arte y cultura

Viernes 5 de septiembre de 2014  

El Frente de Artistas Salta, compuesto por trabajadores de la cultura, se reúne el sábado 6 de septiembre en el local de “La Musa” (Esteco 117) a las 18, en una charla-debate para reclamar “por una política de arte y cultura para los trabajadores”. Entre los temas que abordarán están la democratización de los espacios culturales; un circuito cultural barrial; el fomento de los espacios artísticos; el arte callejero, la jubilación para los artistas y el polémico tema del reconocimiento al Mérito Artístico.

Debate del Frente de Artistas de Salta

Entre los invitados del panel figuran Pablo López, diputado Nacional del Partido Obrero, Gabriela Jorge, miembro de la comisión de Cultura de la Cámara de diputados y Valeria Jorqui, vice Presidente de la comisión de Cultura del Concejo Deliberante.

“La cultura en Salta se han convertido en una mercancía condicionada al turismo, los negocios de la noche, las empresas culturales y las campañas políticas oficiales”, señaló Esteban Montero, integrante del Frente de Artistas. Agregó: “Los gobiernos tanto provinciales como municipales se han encargado de convertirla en un bien comercial, donde la moneda de cambio somos los artistas, con pésimas condiciones laborales, salarios de miseria sino inexistentes o condicionados a rendirles pleitesías a los gobiernos de turno para poder acceder a un espacio o financiamiento dentro de la grilla oficial, que reparte abultados presupuestos a un puñado de artistas y empresarios culturales”.

El dirigente Montero que también es músico, indicó: “Las consecuencias de esta política están a la vista, una oferta cultural pensada a la medida del turismo, cada vez mas inaccesible para los salteños por sus costos elevados, a excepción de alguna fecha en particular, donde el desarrollo de la misma recae sobre los artistas. La gestión cuasi privada de los espacios públicos como la casa de la cultura y el teatro provincial, obliga a los artistas a pagar cuantiosos importes de alquiler para hacer uso de ellas o las que están bajo gestión Estatal sometidas a una política de vaciamiento como en el caso del Centro Cultural Dino Saluzzi”.