“Pepito no es solo un muñeco"

Martes 17 de abril de 2012  

Un 17 de abril de 1956 nacía a la vida artística el muñeco “Pepito” de la mano del ventrílocuo Rodolfo Aredes. Hoy cumple 56 años ya convertido en un personaje metido en la memoria y el sentimiento de varias generaciones. Quizás Pepito sea el único personaje de su condición de la década del `50 que se mantiene vigente en los escenarios como número principal de cuanto festival y espectáculos para grandes y chicos que se realizan en toda la provincia.

Aredes y los 56 años de Pepito

“Yo, al muñeco Pepito, lo veo y lo siento como arquetipo de una realidad argentina y latinoamericana”, afirma a Nuevo Diario su mentor Rodolfo Aredes. “Lo siento como expresión de todos los Pepitos con lo que nos cruzamos a diario. Para mí, no es sólo un muñeco de fantasía o una persona escondida: es un personaje que existe y en él están fundidos muchas personas que yo he conocido, que han sido mis amigos, con los que me he mezclado, con los que he jugado en las calles, con lo que fui a la escuela o a la universidad”, agrega.

Pepito es una creación Abrahán Guitter ebanista, tallador, imaginero que conoce a Richard Smith (Rodolfo Aredes) en una quermés en Perú. Un martes 17 de abril de 1956, luego de varias anécdotas premonitorias con su creador y su hija, le entregan el muñeco sin nombre para un espectáculo importante, a minutos de subir a un escenario. Cuando Aredes al entrar en escena le pregunta como se llamaba, el muñeco respondió “Pepito”. Así nació este querible personaje y un singular dúo artístico conformado con su padre adoptivo para toda la vida.

Hasta la fecha este dúo ganó más de un centenar de premios, reconocimientos y menciones en su larga carrera artística solidaria, represento a Salta y el País en tres oportunidades en certamen internacional. Llegó a colaborar con la ciencia, realizando terapia para niños con el Dr. Florencio Escardo (1964). De ahí en mas participo y fueron artífice de centenares de campañas solidarias, arrancando sonrisas, alegrías o soluciones a gente de diversos lugares de condición humilde y necesitada.

Pepito acompaño en los escenarios a grandes figuras nacionales e internacionales de todos los tiempos y de todos los géneros. Fue un permanentemente defensor de los derechos y la libertad de expresión. Lanzó vivas a Perón a pesar de la Ley 4161/56 y fue la única voz que tenían los justicialistas cuando los gobiernos de facto hacían callar a todos.

“Pepito también es parte de mí”, dijo Aredes y en él reconoce que como hombre no pertenece a su clase: la de tener valentía para expresar todo lo que le pasa. “Yo no seria capaz de jugarme como él se juega, aunque pague muy cara su verdad, a sabiendas que terminara aislado en una valija, solo por decir lo que siente. Insisto, él no es una persona real y concreta, sino un muñeco símbolo que Aredes agita para sacudir la conciencia de la gente.

“A esta altura creo que para nadie sea un simple un muñeco, sino un personaje que vive dentro de uno y que rechaza como un agravio a aquel que lo considere y lo siga considerando solo un muñeco…”, subraya Rodolfo Aredes.

Pepito en Diálogos

Como parte de sus celebraciones de este año, el martes 24 de abril a las 20, en La Casa de la Cultura, el personaje Pepito hablará al público de su vida en el encuentro que conduce la periodista Patricia Patocco. Lo hará dentro de la apertura de la tercera temporada del ciclo de entrevistas públicas “Diálogos” que realiza la Secretaría de Cultura a nuestros artistas.

Esta será la oportunidad que los salteños tendrán la posibilidad preguntarle lo que quieran. Porque no solo hablará el personaje, sino también su padre adoptivo, el ventrílocuo Rodolfo Aredes. La charla girará sobre su realidad, el pasado y el futuro, su trabajos solidarios, sus sueños, anhelos, familia, de su trayectoria y orígenes como artista, payaso, clown, malabarista, fakir, maestro de ceremonia, mago y ventrílocuo. La entrada será libre y gratuita.