El gobierno reglamentó la ley que establece la obligatoriedad de doblar al castellano neutro las películas y series extranjeras en televisión, publicidades y avances.

por

Películas al castellano neutro

Jueves 18 de julio de 2013  |  Video  

A 27 años después de su sanción, el gobierno nacional reglamentó la ley que establece la obligatoriedad de doblar al castellano neutro las películas y series extranjeras en televisión, además de publicidades y avances de programas. Mediante el decreto 933/13, la presidenta Cristina Kirchner puso en vigencia la normativa para que toda la programación emitida a través de los servicios de radiodifusión televisiva sea doblada a nuestro idioma oficial o en los idiomas de los pueblos Originarios.

En material cultura, la Presidenta convocó también a concurso para contenidos de la TV digital a realizadores de todo el país, para la producción de más de 200 horas de programación. Se destinarán 40 millones de pesos para producir series de programas infantiles, series de ficción, incluso series para las pantallas de los canales de aire, de diversos temas, que convocarán a cientos de escritores, técnicos y actores.

Sobre la reglamentación de la Ley de Doblaje 23.316, promulgada en 1986, es una medida postergada por años y siempre reclamada por las entidades que agrupan tanto a actores como a locutores argentinos. Es decir que desde ahora en la Argentina, según el artículo 1° de la reglamentación, tanto películas como videos que se pongan en pantalla o su presentación fragmentada con fines publicitarios, así como las series originalmente no habladas en español y destinadas a su pase por TV, deberán ser dobladas por actores y locutores argentinos.

La reglamentación de la Ley de Doblaje en otros detalles establece también que en materia teatral se establecerá equiparar a traductores y adaptadores argentinos con montos similares a los derechos de las obras extranjeras que tuviesen a su cargo, una apuesta fuerte también destinada al respaldo a los traductores y escritores argentinos que se dedican a esas tareas.

En el articulado publicado el miércoles 17 de julio en el Boletín Oficial, se establece “la obligatoriedad de la inscripción en el Registro de `Empresas Importadoras Distribuidoras de Programas Envasados para Televisión y de Estudios y Laboratorios de Doblaje`, en la órbita del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa)”.

El artículo 6 de la Ley, detalla que “las empresas importadoras-distribuidoras y los laboratorios de doblaje que a la fecha se encontraren inscriptos, deberán renovar las pertinentes inscripciones”.

En tanto, el artículo 10 instruye al Incaa “para que en el plazo de 60 días apruebe un régimen de sanciones para las Empresas Importadoras Distribuidoras de Programas envasados para Televisión y para los Estudios y Laboratorios de Doblaje que infrinjan lo dispuesto en la normativa vigente”.