Paloma anunció al país su retiro

Miércoles 18 de marzo de 2015  

En cuestión de pocas horas se agotaron el mismo miércoles 18 de marzo las entradas gratuitas disponibles para las dos funciones de despedida que ofrecerá el sábado 21 y domingo 22 de marzo en el Teatro Provincial, la consagrada bailarina argentina Paloma Herrera. Centenares de seguidores que hicieron fila varias horas, desde la boletería del teatrohasta la esquina de España y Zuviría, se quedaron afuera por falta de localidades.

En Salta agotaron las entradas gratuitas

Al mismo, el lunes último en conferencia de prensa en Buenos Aires, la notable bailarina anunció oficialmente al país su retiro."Anuncié mi retiro con tiempo, para poder despedirme de todos los roles con los que he conectado mucho", dijo. Paloma afirmó que no tiene planificado con demasiado detalle su futuro en lo personal o por lo menos no lo dice abiertamente.

A la vez Paloma detalló su extensa gira de despedida que comienza este fin de semana en Salta. Después de las funciones realizadas durante la temporada anterior del American Ballet Theatre, en las que se fue despidiendo de los roles de Quijote, Coppelia y Bayadera, la bailarina combinará una gira por el país con funciones en Asunción, Nueva York, Los Angeles y Bogotá.

El sábado 21 y domingo 22 de marzo bailará “El Cascanueces” en el Teatro Provincial de Salta, junto al Ballet Clásico de la Provincia y con el primer bailarín del Teatro Colón, Juan Pablo Ledo, en el rol coprotagónico. Será la misma versión que Lidia Segni presentó en diciembre pasado en el primer coliseo porteño.

En esta oportunidad, además del elenco profesional del ballet, se sumará a las funciones un elenco infantil salteño, seleccionado a tal efecto por la directora del Ballet provincial, Paula Argüelles. En octubre Paloma volverá para hacer cuatro funciones de Onieguin en el Teatro Colón. Y, en noviembre, realizara una gira junto al Ballet Estable de ese teatro, por Rosario, Córdoba y Mendoza, presentando Giselle.

Ante las inevitables preguntas sobre el futuro, respondió elípticamente: “Tengo muchos proyectos, pero trato de focalizarme en este año, que será muy intenso. Quiero disfrutar cada segundo hasta el final”. No se ve a sí misma como coreógrafa ni como directora. Pero es probable que se enfoque hacia la formación de nuevos talentos. Y por eso la entusiasma el circuito de Master Class que viene realizando desde hace unos años.

El retiro definitivo de los escenarios será en diciembre, junto al American Ballet, en Nueva York, cuando cumpla cuarenta años. “Siempre tuve el ideal de terminar mi carrera superjoven, en el máximo -sostiene-. Me encanta lo que hago, soy feliz arriba del escenario y me quiero retirar así: con esa sensación de que es el primer día.”