La niña del Llullaillaco novelada

Martes 6 de septiembre de 2011  

“El libro “La doncella del viento”, traza un paralelismo entre la historia de los niños del Llullaillaco cuyos cuerpos congelados están preservados en el Museo de Arqueologia y Alta Montaña y mis protagonistas, Ajina la doncella elegida por los dioses y Tanitani y Wayra, dos de los cien hijos de Atawallpa, el Sapa Inka jefe máximo del Imperio incaico”, describe la escritora y poeta Claudia Villafañe Correa, sobre su primera novela corta.

Su libro será presentado al público en un acto a realizarse el jueves 8 de septiembre a las 20, en el Salón de los Cardones del MAAM de Mitre 77. Se referirá a este trabajo la escritora Lia Comitini de Nadal, escritora, vicepresidente de la Union Salteña de Escritores y estudiosa del arte incaico.

Este es el primer trabajo en novela de Villafañe Correa que trata de la vida de tres niños durante el imperio incaico, de un modo poético-mágico, que adentra al lector en un contexto histórico, pletórico de fantasía.

“Surgió como proyecto hace algunos años, en el centro cultural borelli de la Unsa, -explica a Calchaquimix la autora- donde participaba de un taller literario. La directora Gloria Lisé fue el jurado de un certamen interno y allí presenté este libro con buena critica por parte de Lisé y de Casiana Martina la responsable del taller”.

Tres años después “La doncella del viento”, tomó forma definitiva de “nouvelle” (novela corta). Villafañe Correa apunta que “narra la vida y destino de Ajina, la doncella cuyos poderes la consagran desde el vientre como la elegida, Tanitani, la pequeña flor de la estirpe quiteña y su hermano Wayra un rey en miniatura que jamás pudo llegar a ser señor de señores, a causa de un destino marcado en las estrellas”, sostiene.

La autora aclara que en su trabajo respetó la investigación de historiadores como William Prescott, Edison Macias Nuñez y el Inca Garcilaso de la Vega, pero también ha utilizado cierta imaginación “para hacer de esta historia un relato vivo y creíble de la vida en aquellos tiempos”, concluye.