Más que chacarera, bombo y sal

José Acho

Sábado 9 de agosto de 2014  

A pesar de estar identificado con la chacharera festiva de Santiago del Estero, Horacio Banegas nunca se consideró un artista festivalero, porque definitivamente no lo es. Y los que fueron a escucharlo la noche del viernes 8 de agosto, en su primera vez en Salta en el Teatro del Huerto, posiblemente notaron la diferencia. Bararbino Quinteto, abrió con media hora de una propuesta de fusión consistente, luego Banegas y su banda, con dos horas de espectáculo de música y danza.

Su entrega al público salteño fue un concierto singular, dos horas de lograda musicalidad asociada a la danza estilizada para recorrer, más allá de los colores y la forma del género, sus orígenes y sentimiento por la tierra. Por supuesto, además de cumplir con su objetivo de fusionar y graficar la polirrítmia de la chacarera, con un repertorio no exento de compromiso artístico.

Para lo que su noche sea plena en contenido, Banegas en guitarra y voz, desojó cada uno de los temas de "El color de la chacarera", con al fundamental apoyo musical de Cristian "Mono" Banegas en voz, bajo, arreglos y dirección musical, Enzo "Jana" Banegas, voz y guitarra eléctrica y Walter Costas en batería y bombo legüero.

Entre tema y tema para sustentar el vuelo de su espectáculo el toque sensitivo visual vino de la mano de los bailarines Emilce Marcolongo y Néstor Ariel Pastorive. Como en el contenido del DVD, la primera parte fue con sus “impresiones” y segunda con “expresiones” con invitados locales, que según él, donde toca le sirve para encontrar un ida y vuelta con las expresiones del lugar.

En ese segmento final, quizás la más “festivalera” de su concierto por la elección de los temas más trillados de nuestro repertorio, subieron a tocar y cantar con Banegas y su banda, con notorios altibajos en los aportes, “Son Ellas” Los Huayra, Gaby Morales y Fede Maldonado. Salvando este detalle final, Banegas pisó fuerte por primera vez un escenario teatral de Salta con una chacarera de estilo depurado, mucho más que bombo, tierra y sal.

“La gente quiere fiesta no festivales…”, dijo Banegas en Salta respecto a la controversia sobre la movida festivalera, cuando Nuevo Diario lo entrevistó previo a este concierto.
Bastó que le preguntemos que opina de la movida festivalera para obtener respuestas contundentes.

“La gente no está preparada como para escuchar a ciertos monstruos de la música como Dino Saluzzi, con la tremenda musicalidad que tiene, con lo respetado que es en el mundo y es una pena que no se lo pueda disfrutar en un festival, que la gente no aprenda a callarse y escuchar sentadido un concierto de Saluzzi y otros”, sostuvo.

Yo no puedo entender que el Chango Spasiuk, Saluzzi o el Chango Farías Gómez y otros grandes, no puedan tener un espacio en los festivales…”, criticó. “Yo tampoco tengo esa misión de enfiestar a nadie con lo que hago. Yo hago música, salgo a hacer música, la música que considero que debo hacer. Luego el público me acepta o me rechaza. Luego si no estoy en los festivales listo, no estoy y punto. No es un asunto de vida o muerte”.

Los festivales son hoy un lugar donde la gente va a tomar algo, a bailar, no a escuchar. No le importa quién esté. Salvo raras excepciones. La mayoría de la gente, los jóvenes solo quieren bailar, tomar y divertirse”, consideró. “Es una pena que no se disfrute de ciertos artistas o que no tengan un espacio ahí, porque son artistas valiosos”, opinó.

  • José Acho
    prensa@calchaquimix.com.ar