Alivio para los trabajadores artesanos

Los artesanos del mercado se quedan hasta abril

José Acho

Miércoles 6 de diciembre de 2017  

Se reprogramó la orden desalojo del Ministerio de Cultura y Turismo a las asociaciones de artesanos que trabajan en el Mercado Artesanal, quienes se tenían que ir en diciembre plena temporada alta del turismo salteño del predio de la calle San Martín. Primó la cordura y se decidió pasar el comienzo de obra para abril del 2018.

Desde fines de setiembre los al menos 200 artesanos estaban desesperados porque les conminaron a irse a la calle el 30 de noviembre sin que les dieran alguna otra alternativa sobre su reubicación.

Según sus quejas publicadas por Calchaquimix en setiembre, no habían sido invitados a irse. "Habíamos sido ostigados y hasta amenazados por el director del Mercado, Darío Montero para que nos fuéramos si o si del predio en diciembre", dijeron a este medio tras conocer el cambio de decisión que les permitirá quedarse hasta abril del 2018.

Lo inexplicable de la obra de refacción era que iba a comenzar en plena temporada alta del turismo, fiestas, veranos, festivales y Semana Santa. "Al menos ahora tenemos algo más de tiempo y alivio con el nuevo anuncio aunque todavía no nos confirman nada sobre si nos reubicarán", remarcaron.

Según un parte oficial emitido del 5 de diciembre, las refacciones se reprogramaron y los trabajadores artesanos podrán pasar las fiestas con algo de paz, en la temporada alta de vacaciones de fin de año, la llegada del verano y Semana Santa, épocas en las que se refuerzan sus ventas.

Con cierta diplomacia desde el Gobierno se difunde que los artesanos "expresaron su apoyo al proyecto de "puesta en valor del Mercado Artesanal"., cuando lo cierto es que su desocupación era compulsiva. Hoy el acuerdo es que se tienen en abril para que empiece la obra, que tiene un plazo de conclusión estimado de 18 meses a dos años.

El antiguo del Mercado Artesanal de Salta edificio de construcción en la época colonial de mediados del Siglo XVIII, fue varias veces rescatado, refaccionado y remodelado. La última refuncionalización fue durante el Gobierno de Juan Carlos Romero, pero con el tiempo y la falta de mantenimiento se deterioró casi completamente.

Esta vez el nuevo anuncio es que será remodelado integralmente, y según como se presenta el proyecto oficialmente, "el objetivo es la puesta en valor, para que sea un referente a nivel nacional que beneficie a toda la comunidad de artesanos de la Provincia".

Lo artesanos afectados por esta medida no tienen otra alternativa que irse a la calle y afirmaron a Calchaquimix, que el proyecto a ellos "no los beneficia en lo más mínimo". Sostiene que la idea primaria es "sacar a los artesanos que somos pobres para convertirlo en un moderno centro comercial para ricos, con un paseo artesanal y un museo interactivo al estilo del Museo de Guemes".

Por otro lado manifestaron que "el desalojo vino mal manejado desde el principio". Desde que este medio hizo pública la noticia en setiembre, hubo varias reuniones que sobrevinieron tras la orden compulsiva a los 200 artesanos de desocupar el predio, y tenía como fecha límite el 30 de noviembre pasado.

Los trabajadores aseguraron que no estaban dispuestos a irse así nomás sin que el Gobierno les de una alternativa para su reubicación, y a pesar de las duras amenazas del director Darío Montero, se organizaron y muchos ya tenían en mente realizar protestas y marchas de repudio.

Finalmente se arribó a un acuerdo tras las charlas mantenidas entre funcionarios de la Subsecretaría de Patrimonio de la Provincia y los presidentes de las asociaciones de artesanos que trabajan en el Mercado. Es así que el edificio se cerrará el 5 de abril para dar inicio a las obras.

A partir de este acuerdo firmado ahora su director Darío Montero sorprendió a los artesanos con declaraciones en los medios que fueron calificadas por los artesanos de insólitas: “Vamos a seguir acompañando a los artesanos como lo hemos hecho siempre en las gestiones para su reubicación y que puedan continuar comercializando sus productos” , dijo.

La modernización del Mercado

El plan, según los dichos de los artesanos, de modernización para reconvertirlo en un centro comercial, "es totalmente razonable, el hecho preocupante es que el proyecto en principio nos deja en la calle porque no contempla una reubicación o una salida laboral para los que estamos adentro hace años y que contamos con estos ingresos mínimos para la subsistencia de 200 familias".

De acuerdo al anuncio oficial, las nuevas obras del predio serán: un nuevo hall de ingreso con un área de exposiciones, un centro de interpretación, un salón de usos múltiples y una confitería. Habrá un área nueva de depósito y talleres de cerámica, artesanías y telares".

También se pondrá en valor el espacio exterior para un mejor aprovechamiento de actividades culturales. Los locales contarán con nuevo equipamiento y mobiliario que permitirá una moderna exhibición de artesanías, como así también se trabajará en la modernización de las instalaciones eléctricas y sanitarias según las normativas requeridas para estos edificios públicos.