La escultura del Cuchi casi lista

Lunes 22 de diciembre de 2014  

El escultor Alexander Guerra Hurtado trabaja en los detalles finales de la escultura en tamaño real del “Cuchi” Leguizamón, la que en breve será colocada sobre una piedra entre la recova del Cabildo Histórico de Salta y la tradicional confitería El Farito, sobre calle Caseros. La imagen se realiza en arcilla, bajo una técnica realista que busca apegarse a la realidad más absoluta. Después se hace el moldeado con escayola para pasarla al bronce.

“Esta escultura estará lista en poco tiempo y se convertirá de inmediato en un ícono de la salteñidad, en un referente de nuestra cultura y en el amigo predilecto de salteños y turistas”, remarcó José Luis Gambetta, quien junto a uno de los hijos del compositor, visitó el atelier del artista para saber cómo marcha de la obra.

“El Cuchi Leguizamón, para aquéllos que tuvimos la suerte de conocerlo y compartir momentos con él, es un gran baluarte de nuestra cultura, de nuestra idiosincrasia. Impresiona el solo hecho de verlo allí sentado por su gran parecido que tiene la escultura con un Cuchi”, remarcó el jefe de Gabinete.

JPEG - 41.6 KB
Escultura del "Cuchi"

El artista plástico recordó que “El Farito” es un lugar emblemático que como casi todo lo que forma la cultura, y con el correr del tiempo, va quedando en el olvido; pero esta escultura se convertirá en un icónico de la cultura de Salta”.

“El ‘Cuchi’ logró crear un vínculo extraordinario entre su vida nocturna, el tránsito de la Ciudad y el paisaje salteño; el Cuchi tiene una relación muy cercana con el ambiente, traspolaba el paisaje de una manera similar a Atahualpa cuando decía que llevaba la Argentina a donde iba”, dijo sobre el músico, el escultor Alexander Guerra Hurtado.