La Sinfónica en Buenos Aires

Lunes 23 de septiembre de 2013  

La Orquesta Sinfónica de Salta se encuentra ya en Buenos Aires para ofrecer una serie de tres conciertos en el Auditorio Amijai, en el Teatro Argentino de La Plata y en el Teatro Municipal de Quilmes. El martes 24 de setiembre a las 20.30, tocará como invitada en el Auditorio Amijai (Arribeños 2.355, Belgrano), bajo la dirección de Jorge Lhez, acompañará a los ganadores Mariana Vasileva y Erzhan Kulibaev, ganadores del 2º Concurso Internacional de Violín - Buenos Aires 2012.

El programa incluye obras de Benzecry, Beethoven y Tchaikovsky. La Comunidad Amijai organiza este concurso internacional y un concierto, en el marco de la Gira Nacional 2013 de los ganadores, en distintas ciudades del país, con el auspicio de la Secretaría de Cultura de la Nación y el apoyo del Mozarteum Argentino.

Los otros dos conciertos en Buenos Aires se cumplirán el miércoles 25 de setiembre en el Teatro Argentino de La Plata y el jueves 26, en el Teatro Municipal de Quilmes, ambos a las 20. Estas dos presentaciones son fruto del Convenio firmado el 9 de agosto de 2013, entre el Presidente del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires Jorge Telerman y el ministro de Cultura y Turismo de la Provincia de Salta Mariano Ovejero.

En La Plata y en Quilmes, se interpretarán las obras de compositores argentinos y latinoamericanos: Danza de la Opera Huemac de Pascual de Rogatis, Inti Raymi de Esteban Benzecry, Candombe de Lamarque Pons, Danzón Nº 2 de Arturo Márquez y Santa Cruz de Pacairigua de Evencio Castellanos.

La orquesta que desafía a su público

La prensa nacional con este título, se hizo eco ayer de los conciertos que la Orquesta Sinfónica de Salta ofrece en Buenos Aires. La nota del periodista Diego Fischerman de Página/12, destaca que “es una de las orquestas más jóvenes del país. Y también es una de las que tiene mayor proporción de jóvenes”.

Luego de aclarar que tanto músicos como el director accedieron a sus puestos por rigurosos concursos, afirma que “lo más llamativo de la Sinfónica de Salta es el perfil que se ha ido definiendo en estos años.

Es la única orquesta que ha grabado discos recientemente y que ha incluido allí lo que podría considerarse parte del canon sinfónico argentino”. Y se queda en este concepto y no aclara que el disco grabado para el Bicentenario de la música, está cajoneado por las autoridades culturales, y que sus obras nunca fueron estrenadas en vivo para el público local y nacional.

En otro párrafo de la nota subraya que su repertorio elegido “lejos de subestimar a su público, lo desafía. Y la audiencia lo agradece. Luego reproduce una entrevista a al director Jorge Lhez quien afirma al diario porteño: “Hay que pensar que una gran cantidad de las obras que tocamos son estrenos absolutos en esa ciudad y, también, que al ser una orquesta nueva, en un lugar donde no había otra, que mucho de ese público escucha una orquesta y música sinfónica por primera vez. En ese sentido hay algo que rompe todos los prejuicios y es el agradecimiento del público. Ese agradecimiento, que es muchas veces emocionado, está lejos de desaparecer cuando tocamos obras más exigentes. Buscamos explorar la mayor cantidad de texturas posibles y trabajar en el sentido de exigir a la orquesta. De no conformarnos con aquello que ya es conocido y con lo que tenemos una naturalidad, sino ir consiguiendo que esa naturalidad se extienda a otros repertorios, cada vez más amplios”.