Ismael Serrano critica a Europa

Lunes 14 de septiembre de 2015  

El cantautor español Ismael Serrano que vino al país el fin de semana último para presentar en el país su nuevo trabajo “La Llamada”, cuestionó la postura de Europa ante la crisis de refugiados y rescató el valor de la música como punto de encuentro y de celebración en tiempos difíciles. “Lo que revela esa foto es la decadencia de Europa, de un modelo europeo que se aleja mucho a la utopía que alguna vez alguien pensó que debía ser Europa.

Comprometido con luchas sociales que incluyen los desahucios españoles, el desempleo, los ajustes y desde siempre, el problema de los refugiados en el mundo, Serrano reflexionó sobre la actual crisis que vive Europa que despertó la sensibilidad global luego de que se publicara la semana pasada una foto de un niño sirio muerto en el Mediterráneo a causa de un naufragio.

De paso por Buenos Aires para los shows en el Gran Rex y antes de iniciar una gira que en septiembre y octubre abarcará Santa Fe, Rosario, Córdoba, Tucumán, Mar del Plata, Neuquén y Mendoza, Serrano señaló que “los gobiernos han impuesto leyes que criminalizan a esta gente y eso es vergonzoso”.

“Por más que se eleven muros, se pongan alambrados, la gente huye de forma desesperada de situaciones límites y será difícil hasta que los gobernantes entiendan que deben potenciarse las políticas de desarrollo y cooperación internacional, hasta que se entienda que las corrientes migratorias son inherentes al ser humano”, agregó.

Para Serrano, lo más grave de todo es la campaña del miedo: “Es un clásico usar el miedo hacia el extranjero para desviar la mirada de los verdaderos responsables. Me da más miedo los políticos que imponen la austeridad para que los ajustes recaigan en los más débiles, eso da mucho más miedo que refugiados que tratan de escapar de la guerra”.

Quizás porque el objetivo de su último trabajo, “La Llamada”, basada en las llamadas de carnaval uruguayo sea la celebración, es que el artista, pese a reconocer el momento de crisis, convoque a la fiesta y al encuentro en sus canciones empapadas de ritmos latinos como el candombe, la bachata y el reggaetón.

Lo popular y optimista del disco nace, según el madrileño, a partir de varios elementos entre ellos su flamante paternidad, “inspiradora para todo en la vida, y para la música también”, pero también, de la situación crítica que vive España.

“Era necesario hacer una convocatoria a los ciudadanos que se sienten desamparados pero que a la vez están inmersos en un momento de efervescencia política. La ciudadanía está asumiendo un protagonismo que había perdido empujada por una coyuntura terrible que imprime esa urgencia pero también la sensación de oportunidad”, analizó.