Café, bohemia y fotos sin poses

Martes 27 de noviembre de 2012  

Tras la iniciativa del fotógrafo Isidoro Zang de abrir la muestra “Instantáneas de Café” con veinte fotos como homenaje a los 20 años de vida del café familiar “La Tacita” (Dean Funes Esq. Caseros), sale a la luz ciudadana su historia de identidad de un reducto frecuentado y luego adoptado por ilustres ciudadanos de nuestra cultura. Ahora, además de café y empanadas, la gente podrá ver una muestra de fotos colgadas “en un lugar que sobrevive indiferente a la modernidad de los demás, pero que siempre está habitado”, señaló Zang.

Instantáneas de Isidoro Zang

En veinte años artistas de toda estirpe, de la bohemia y la nueva generación, románticos y vanguardias mezclado actualmente con turistas nacionales y extranjeros, lo eligieron como un lugar para el encuentro -café o empanadas de por medio- de charlas express sin poses, ni confidencias.

Este pequeño reducto “La Tacita”, ubicado frente a la Iglesia de San Francisco, un bien familiar que no fue contaminado por la modernidad arquitectónica, alberga hoy en sus cuatro paredes, hasta fines de diciembre, una muestra de 20 fotografías de Zang en blanco y negro que reflejan instantáneas de su vida cotidiana, habitués, personajes y personalidades de nuestra cultura.

Por allí pasaron y pasan, poetas, artistas, soñadores y músicos como Lito Nieva, Tomás “Tutú” Campos, Raúl Aráoz Anzoategui, el “Salteño Molina”, Juan José Botelli, Ariel Petrocelli, Jesús Ramón Vera, Jacobo Regen, Miguel Alejandro Carreras, El Chango Nieto, entre otros.

Por todo este bagaje de vida cultural e identidad “La Tacita” fue declarada durante la apertura de la muestra de Zang (colmada de artistas plásticos y escritores y e invitados especiales) un "Sitio de Interés Cultural", en ocasión de cumplir su 20º Aniversario.

JPEG - 271.9 KB
El café de "Porfi" distinguido (clic para agrandar)

Tomás Salvador Rodríguez, titular del Concejo Deliberante, hizo entrega de la copia de la Resolución a su propietario Porfidio Aucachi y familia. “No podíamos estar ausentes ya que queríamos reconocer el trabajo de 20 años, aquí se deben haber gestado muchísimas piezas literarias, canciones y poesías. Espero se profundice más, lo conozcan las nuevas generaciones y rescaten de aquí algo de la para la cultura de nuestra provincia”, dijo Rodríguez.

Su dueño “Porfi”, como lo llaman los amigos, agradeció emocionado la distinción sosteniendo que “algo de la historia de Salta estuvo por aquí, de la música, de los poetas, así que desde este lugar vamos en ese camino”, sostuvo.

EXPONE ISIDORO ZANG
(clic para agrandar)

Portafolio