DANZA

Incertidumbres sobre el Ballet

José Acho

Viernes 5 de octubre de 2012  

Las consecuencias de las renuncias de los ex directores Regueiro-Ivanoff comienzan a notarse en el seno del Ballet Provincial de Salta (BPS). Se sabe que además de la falta de presupuesto, la situación interna es frágil. Hay problemas sindicales con el elenco de bailarines/as, con los ensayos y dudas sobre la continuidad del desarrollo de programa anual. También incertidumbre en como seguir adelante. No se quiere arriesgar una opinión ni tampoco informar. Es así que la renuncia de los directores no lejos de ser una solución, profundizó la crisis.

¿Se profundizó la crisis?

El Ministro Mariano Ovejero de Cultura y Turismo decidió que el elenco estable quedara en una suerte de “asistencia técnica” de clásico y contemporáneo a cargo de la profesora Sandra Piccolo. Es decir, dictar dichas clases y preparar un espectáculo (de contemporáneo) hasta el llamado a concurso para el cargo de director en noviembre, aunque no aun están confeccionadas las bases para la convocatoria.

A un mes de la contratación en la asistencia de Piccolo, para aclarar las versiones y rumores sobre el futuro del BPS, Calchaquimix intentó una vez más obtener respuestas oficiales. Fueron pedidas por teléfono y preguntas formuladas por escrito respecto al rumbo, continuidad del trabajo, el concurso, las funciones, la programación, etc. Pero nadie quiere responder.

Concurso a medida

Ante las expectativas que generó el concurso, los profesionales de la danza no sólo de Salta sino de todo el país, dudan que vaya a ser algo transparente sino que sea “todo cocinado” a último momento cuando salgan las bases. Son pesimistas al respecto y la incertidumbre en las decisiones parece confirmar estas presunciones. También varias versiones que el maestro Oscar Araiz regresaría a Salta con otra obra para el BPS, como jurado, como asesor del concurso y hasta como director del Ballet.

Sobre las clases del Ballet contemporáneo con Sandra Piccolo, averiguamos que media docena de bailarines/as están lesionados (músculos, articulaciones y huesos) y los que quedaron en clásico son de muy bajo nivel académico. Por el malestar interno en las últimas semanas se han sindicalizado, realizaron demandas y proliferaron los pedidos de carpeta médica y hasta licencias por causa particulares.

Hay quejas sobre las clases de contemporáneo y clásico. Piccolo estaría dando mayormente de contemporáneo y lo que piden es más clásico para entrenar mejor. Al respecto los bailarines se presentaron ante la Coordinadora del ballet, Liliana Biagini a presentar un reclamo formal por el bajo nivel académico de las clases de clásico, y para pedir que se mantenga el nivel profesional que ostenta el Ballet Provincial.

Emigran los bailarines

JPEG - 105.3 KB
Oscar Araiz y Sandra Piccolo en familia (clic para agrandar)

Algunas ausencias de Sandra Piccolo frente de Ballet, habrían motivado también estas quejas ya que en alguna oportunidad los ensayos de la compañía fueron suplicadas por sus hijas Constanza y Florencia Piccolo, como acostumbran hacer ballets privados o de manejo familiar. Si esto se confirma, el BPS estaría incurriendo en una irregularidad manifiesta en las contrataciones de la administración pública provincial o algo peor, va en franco detrimento del nivel artístico del elenco estable.

Calchaquimix pudo saber además que un grupo de los mejores y más antiguos bailarines/as del ballet se prepara para emigrar a otras compañías. Particularmente para audicionar en la compañía del SODRE de Montevideo, Uruguay (a cargo de Julio Bocca). Cabe recordar que ya suman quince los bailarines/as que se fueron del BPS desde fines de 2011 a la actualidad, a distintas compañías nacionales y extranjeras.

Las bases del concurso

Las bases del concurso para Director de Ballet aún están en trámites de confección y no han salido. Algunos estiman que en los próximos 10 a 15 días, pero lo más probable es que con suerte salgan a mediados o fines de noviembre, a pocos días que los bailarines, terminen la temporada, es decir el 15 de diciembre, como generalmente ocurre.

Esto implicaría que, hasta la designación por demoras burocráticas y con sólo la Asistencia de Píccolo, el Ballet estará sin director hasta la próxima temporada; lo que complicaría también la preparación de la nueva programación. Si los futuros contratiempos se suman la temporada irregular 2012 que tuvo el Ballet por todo lo que pasó, se vendría abajo aun más el nivel logrado durante cinco años.

Pero el dilema del Ballet no concluye aquí. Otras de las grandes dudas existentes en el ámbito profesional, es el perfil que tendrán las bases, y lo que es peor, quienes las estarían confeccionando.

Cabe recordar que el Ballet no fue creado por Ley (como la Orquesta Sinfónica), las bases del concurso para director no son fijas, y así como en la primera oportunidad de concursarse, las bases fueron hechas como “un traje a la talla” de Leandro Regueiro, en esta ocasión, no tiene por qué ser diferente.

La clave de la demora, sería “la confección a medida del concurso” que le quepa a algún otro candidato/a que tenga en mira el Ministerio de Cultura y Turismo, dado que todo el Instituto de Música y Danza (IMD) aparece como un dibujo creado en el organigrama cultural para la generación de cargos “sin cartera” (léase ñoquis).

¿Vuelve Oscar Araiz?

Entre los nombres que interesarían al Ministerio, está el de Oscar Araiz. De ser así, el perfil de las bases y el Ballet se modificarían en su totalidad. Araiz es maestro del área danza contemporánea. No trabaja con repertorio clásico y las coreografías serán mayormente del propio director, ya que es uno de los coreógrafos modernos o contemporáneos más conocidos en Argentina y el extranjero.

Este candidato le vendría como anillo al dedo a Sandra Piccolo (como asistente o Maestra preparadora, cargos que hasta ahora no se concursan), ya que además de pertenecer ambos a la danza contemporánea, hay una amistad manifiesta y personal. En el ámbito es harto conocido que Piccolo realizó la tesis de su licenciatura sobre Araiz. Además el maestro es una visita frecuente en hogar familiar cuando viene a Salta.

Confección de las bases

Las bases deben ser confeccionadas por e IMD (Instituto de Música y Danza) que nadie tiene en claro cual es su papel, pero existe y acumula un gran cantidad de personal en distintas funciones.

JPEG - 55.5 KB
Ballet de la Provincia de Salta (clic para agrandar)

Es decir que los que estarían confeccionando las bases del concurso serían el Secretario de Cultura de la Provincia; Director de Ballet (acéfalo), Director de la Orquesta; Director del Ballet Folklórico de la Provincia, José Uriburu, Rector de la Escuela Provincial de Música, Sandra Piccolo Rectora del Instituto Superior de Profesorado de Arte, representantes en el ámbito musical y/o de la danza que no se dieron a conocer, designados por el Poder Ejecutivo en calidad de Directores del Consejo de Dirección.

De todos los miembros, sólo Píccolo es especialista en el área de la danza contemporánea. Ahora también es asistente contratada en danza contemporánea y clásica, y también es miembro del Consejo de Dirección del IMD. Si se decide cambiar el perfil del Ballet a Danza contemporánea, es el campo de la profesora Piccolo. Hasta dicen que podría ser la asistente de dirección.

Demandas de los bailarines

Siguiendo la experiencia de los músicos de la Orquesta Sinfónica, los bailarines trabajan para sindicalizarse legalmente. En principio, designaron delegados por ante la reunión mensual de los Cuerpos Estables de Cultura. Pidieron muchas cosas, entre ellos que se concursen los tres cargos vacantes del Ballet (Director, Asistente de Dirección y Maestro/a Entrenador/a) y que no tengan relación de parentesco entre sí. Tener participación en la programación de las temporadas del ballet y un médico presente en las funciones, entre otras.

Aun no consiguieron nada o muy poco. Como ejemplo tienen que el único cargo anterior existente fue el de Leandro Regueiro, éste designó “a dedo” a su asistente (Ivanoff - su esposa) y trajo su propia maestra entrenadora de Buenos Aires. Todo indica que la situación volvería a ser igual, pues no hay indicios de concurso para asistente ni maestro/a entrenador/a.

Tras cinco años de esfuerzos, sacrificios y la inversión de millones de pesos en el sostenimiento del elenco estable, a esta altura solo hay más incertidumbres que certezas en el futuro del Ballet del Provincia de Salta.

  • Informe: José Acho, periodista.
    info@calchaquimix.com.ar