“Hombre mirando al Sudeste”

Sábado 21 de julio de 2012  

La sugestiva fábula sobre un joven alojado en un neuropsiquiátrico que dice ser extraterrestre, una historia de locura y vida, que fue recreada y dirigida para el teatro por su autor Eliseo Subiela. La obra estaba anunciada para el sábado 28 de julio en el Teatro del Huerto. A último momento fue levantada la función anunciada en Salta por problemas familiares de uno de los integrantes del elenco y será reprogramada para otra fecha, aun no confirmada.

Versión teatral con Lito Cruz

A 25 años del estreno cinematográfico, “Hombre mirando al sudeste” se convirtió en una obra de teatro y en su gira por el país llega a nuestra ciudad, protagonizada por Lito Cruz en el rol del doctor Julio Denis, y Alejo Ortiz en el papel del genial Rantes. También actúan Marina Glezer, en el personaje de la Santa, y Pablo Drigo, que hace al suicida frustrado del comienzo de la historia. La puesta genera un lenguaje teatral puro donde las luces y el sonido también aportan un condimento especial a través de la música original de Pedro Aznar.

La versión teatral dirigida por Subiela fue estrenada el 8 de junio en el Coliseo Podestá de La Plata. Será un renovado encuentro con el libro del filme que le dio su primer éxito masivo y una cosecha de premios internacionales. Gratificado por esta experiencia teatral y con dos películas por estrenar afirmó que al cine no va a dejarlo nunca.

“Estoy explorando nuevos caminos. Lo primero que me propuse fue no adaptar la película al teatro, sino recrear la historia pensando en teatro, tratando de alejarme de lo audiovisual. Así que la puesta es muy minimalista. Lo más fuerte fue buscar al actor que hiciera de Rantés. Pero ahí también hubo algo de magia”, explircó.

La obra está absolutamente relacionada con la película en los textos. Los diálogos son los mismos del filme, más algún agregado que ha hecho el autor. Para esta nueva versión se han reescrito un par de escenas pequeñas nuevas, que actualizan al texto. El espectador, una vez más como sucedió con el filme, podrá rescatar el discurso ideológico de Rantés y de la trama en general, ya que tienen una vigencia total. Sobre todo el público joven que no ha tenido acceso a la película.

“El reclamo básico que hace Rantés, sobre que éste no es un mundo racional como para plantearle a él que está loco”, sentencia el afamado autor y director de esta pieza teatral con la que propone acercar un universo cinematográfico al lenguaje teatral, gracias a la excelente labor de un elenco de renombrados actores que dominarán la escena con interpretaciones cargadas de verdad y solvencia.