Se estrena en las salas de cine del país, después de sortear el manoseo de los circuitos de exhibición, "Necrofobia", el primer filme de terror rodado en 3D del cine argentino.

por

Filme de terror argentino en 3D

Martes 30 de septiembre de 2014  |  Video  

Se estrena en las salas de cine del país después de sortear el manoseo de los circuitos de exhibición, "Necrofobia", el primer filme de terror rodado en 3D del cine argentino y el cuarto largometraje de Daniel de la Vega.

"Nosotros teníamos una fecha de estreno tres meses antes y trabajamos en función de esa primera fecha, incluso con una fuerte inversión del Incaa en la publicidad, pero esa realidad se choca con la decisión de los grandes circuitos que el lunes antes del estreno te levantan o bajan el pulgar", denunció De la Vega en diálogo con la prensa.

En el mismo sentido, afirmó que "lo que me pasó con mi película les pasa a todos, lo que ocurre es que yo salí a quejarme de ese grupo de empresas exhibidoras extranjeras que privilegian a “Hércules” con 120 salas, privándome de las pocas que necesitaba la mía". "La ambición desmedida, la actitud discriminatoria con nuestro cine, y la política de destrucción de filmes con presupuestos medios o bajos está muy clara", dijo el cineasta una y otra vez cada vez que se le dio la oportunidad de hacerlo.

"Mi película -insistió- costó apenas un 10% de la película más popular argentina en cartel, es decir 1.8 millones de pesos, chica pero salió a pelear con los recursos que tiene, y si tenemos 3D y el elenco que tiene es por la voluntad de gente que confía".

De la Vega es un cultor del cine de género, y así lo viene demostrando hace tiempo, primero con varios cortometrajes, y después con "La sombra de Jennifer", "La muerte conoce tu nombre" y "Hermanos de sangre". El guión, del mismo director, cuenta la historia de Dante, un sastre víctima de un desorden mental, que lo lleva a padecer un pánico extremo ante todo aquello que tenga que ver con la muerte.

Ese mal que lo afecta empeora tras la muerte de su hermano gemelo, cuyo rostro cadavérico parece anticiparle la muerte, la que aparece en una sucesión de crímenes, que lo exponen como principal sospechoso.

Esa presión lo fuerza a salir a buscar al criminal, a pesar de su terror visceral a todo lo relacionado con la muerte y en el tratar de encontrar la salida del laberinto, se arriesgará a quedar atrapado en la peor pesadilla. El filme tiene como figura central a Luis Machin, un actor que vive de cerca el fenómeno del cine nacional, en especial el que está fuera de la gran industria, con mucha pasión, esta vez acompañado por Rául Taibo, Viviana Saccone, Gerardo Romano y Julieta Cardinali.

En materia de cine de género, De la Vega arriesgó que "los actores tienen miedo al error involuntario, a lo bizarro, a lo fallido, y por eso prefieren hacer películas menos riesgosas aunque no le gusten tanto". "En este caso Luis fue muy valiente, porque superó ese miedo ampliamente, le dio verosimilitud al guión, lo hizo crecer y mucho.

El realizador sostuvo que "intentamos abrir un camino para acercar a nuestro público al cine usando un recurso que cada vez es más frecuente en el cine comercial, y cuando decidimos hacerla así pensábamos que eso sería un atractivo no solo estético sino comercial, pero es evidente que los que ofrecen esa forma de proyección forman parte de un circuito bastante cerrado".

"Necrofobia", que viene de ser uno de los títulos más vistos en el último Unasur Cine en San Juan, fue definido por su hacedor como "un tipo de cine para ver en sala, no solo por su efecto 3D sino por su música y el sonido. Es un título bien de sábado por la noche y confío que puede ocupar un papel importante dentro de ese universo".

De la Vega también mira hacia el exterior en una apuesta que, deslizó "hizo que el tráiler fuera levantado de unos 40 websites de todo el mundo, mientras todos potenciaban el de “Godzilla”, y ahí me di cuenta de que iba a tener un problema en mi país. Estamos en varios festivales de género y para el público extranjero es una rareza que sea de terror, argentina, en 3D y con música de Simonetti, entre otras cosas".