El filme sobre la gira de Roger Waters “The Wall Live” de 2010-2012, fue estrenada en el Festival de Cine de Toronto (TIFF), en Canadá.

por

Filme de la gira de Roger Waters

Jueves 11 de septiembre de 2014  |  Video  

El filme sobre la gira de Roger Waters “The Wall Live” de 2010-2012, fue estrenada en el Festival de Cine de Toronto (TIFF), en Canadá. Waters, uno de los fundadores de la legendaria banda británica Pink Floyd, festejó así su 71° cumpleaños.

La película fue rodada en su mayoría durante los nueve conciertos que dio en el estadio River Plate, en Buenos Aires. El sábado último Waters rapareció sobre el escenario y apenas subió dijo “¡Gracias! ¡Tengo unos jodidos 71 años!”. “Me gusta estar parado delante del público. Lo he hecho durante muchos años. Es un trabajo duro, pero es un gran trabajo”, sonrió.

Waters codirigió la película junto con Sean Evans, director creativo de la gira “The Wall Live”, en la que Waters tocó completo el histórico álbum doble “The Wall” que editó junto con Pink Floyd en 1979. Los shows incluían una enorme pantalla de 150 metros de largo y tres pisos de alto en forma de muro, en la que se proyectaban todo tipo de imágenes, algunas de ellas tomadas de la película de culto de Alan Parker de 1982.

“Estábamos todos juntos en esa fiesta, había 60.000 personas”, dijo Waters al recordar sus shows en Buenos Aires. “Cuando ves que la gente está tan conectada con lo que haces, es difícil parar”, aseguró en diálogo con el público al terminar la función, donde asistió junto con su mujer y dos de sus hijos y fue aplaudido de pie.

“Roger Waters: The Wall” recrea minuciosamente los shows en vivo de la gira, con una imagen y un sonido impecables que permiten revivir el legendario concierto, e intercala en medio la historia personal del músico que inspiró también la ópera magna de la banda: el impacto que tuvo en Waters la muerte de su padre cuando él tenía apenas seis meses, durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, para el músico, la película busca ser, más que un recorrido personal, un manifiesto antibélico, una nueva versión de “The Wall”, “más humanitaria, más antisistema que la que hice hace décadas con mis queridos colegas de Pink Floyd”, banda que se disolvió en 1985.

“Debemos acabar con el terrorismo de Estado en cualquier parte del mundo”, apuntó Waters. “Es fundamental hablar del futuro con nuestros hijos. Si los jóvenes no toman la antorcha caeremos en la decadencia hasta que estemos todos muertos. Nos quieren convencer, por ejemplo, de que el cambio climático no depende de la acción de los hombres.

El marcado discurso antibélico de Waters le ha granjeado no pocos adversarios. De hecho, poco antes de iniciarse la proyección, un puñado de manifestantes sionistas radicales, apostados con pancartas delante del teatro Elgin, maldijeron a los espectadores que asistían al estreno.