No está muerta, pero no existe. Hatsume Miku artista virtual, un holograma japonés tiene 2,3 millones de seguidores en Facebook. Llena estadios y será telonera de Lady Gaga.

por

Exitosa cantante que no existe

Miércoles 6 de agosto de 2014  |  Video  

No está muerta, pero no existe. Hatsume Miku se llama la artista virtual que es un holograma japonés que tiene 2,3 millones de seguidores en Facebook, llena estadios y será telonera de Lady Gaga. La cantante que no existe saber venderse muy bien. Sus productores tienen esas habilidades. La crearon y proyectaron su imagen ante millones de personas y hoy también factura millones de dólares.

Gracias a la tecnología, Hatsume Miku triunfa en el mundo entero. Esta cantante japonesa, sin embargo, tiene un pequeño problema: no existe, es un holograma. Pese a ser una mera proyección de luz que representa un personaje manga estereotipado, es la artista nipona con más éxito en la actualidad y genera millones de dólares en ingresos. Ya tiene 2,3 millones de seguidores en Facebook e incluso Lady Gaga la quiere como telonera.

La apariencia de este Hatsume es la de una chica de 16 años que mide 1,58 y pesa 43 kilos. Se viste con minifaldas muy cortas y botas muy altas. Tiene una larga melena de color azul turquesa, la cual la lleva recogida con dos colitas. Todo muy manga.
Su nombre significa “primer sonido del futuro”, pese a no ser una idea original. Otros artistas nacieron de la nada como dibujos animados, como Gorillaz, cuya voz ponía Damon Albarn, entre otros cantantes reconocidos.

Hoy ya cuenta con un repertorio de más de 100.000 canciones, miles de videos y todo tipo de productos. Tras las canciones y los videos, el siguiente paso era que Miku hiciera conciertos. Convertida en holograma 3D, Hatsune Miku genera la misma pasión que cualquier cantante en el mercado adolescente. Y en sus conciertos no hay ningún lugar libre.

Hasta Lady Gaga la contrató este año como telonera para su gira Artpop. Miku ya ofreció conciertos solistas a sala llena en Singapur y Los Angeles, recibe mensajes de cariño desde México o de Colombia y, con un ojo en el mercado internacional, empezó a cantar también en inglés.