"Eva Perón, allieva di Nervo"

Viernes 31 de octubre de 2014  

Durante noviembre y diciembre la escritora salteña Liliana Bellone viajará a Italia a la feria del libro de Milán para presentar en persona, su novela “Eva Perón, alumna de Nervo”, libro que fue traducido al italiano con el título de "Eva Perón, allieva di Nervo". En ese país participar de varios actos literarios en las universidades de Venecia, de Salerno, Viterbo y finalmente en la feria del libro de Roma.

Presentarán el libro de Liliana
Bellone en la feria de Roma

Esta novela fue publicada en 2010 por el Congreso de la Nación, Colección Bicentenario y construye desde múltiples puntos de vista, a una Evita alejada de lo mítico y totalmente biográfico.

Sin dejar de ser una novela biográfica, construye a una Evita de carne y hueso, muestra su infancia de niña pueblerina , sus lecturas escolares, su entorno familiar, los juegos con los hermanos, los carnavales en Los Toldos, la máquina Singer de su madre doña Juana Ibarguren, la Escuela Normal y el Colegio Nacional de Junín, su la llegada a Buenos Aires, el amor hacia Perón, ese hombre que le evocaba al padre muerto, aquel que le había negado de algún modo a ella y a sus hermanos el apellido.

Perón vendrá entonces por oposición dialéctica a otorgarle el sitial de la señora, de la mujer distinguida de la Primera Dama: Eva Duarte será entonces ante el país y el mundo, Eva Perón. Surge la Evita cercana a los escritores de la época como Homero Manzi , Leopoldo Marechal, Fermín Chávez, Ponferrada,y Enrique Discépolo, al teatro, a la radio y al cine, lo que le otorga una fisonomía nada vulgar, fisonomía que la alta burguesía argentina trató de endilgar a Eva Perón.

¿Cómo podía ser vulgar alguien que recitaba de memoria desde la infancia versos de Amado Nervo y Rubén Darío, que representaba a heroínas como Madame Lynch, Eugenia de Montijo, Alejandra de Rusia, Carlota de México, Isadora Duncan, que actuó junto a Eva Franco o filmó películas con directores tan importantes como los de "La caravana del circo" o que dirigieron a Carlos Gardel? Era din duda una mujer de avanzada para su época, lo que se inscribió en el sufrimiento de su cuerpo, en su joven martirio.

Tanto Eva Perón como el Che, hijos de este suelo argentino, son íconos de la lucha por la emancipación de los pueblos y ofrendaron sus jóvenes vidas a una causa. Inmarcesibles, sus breves existencias los sitúa el lugar exacto del reconocimiento universal.

  • Foto: Isidoro Zang