Estrenan de una opera de Mozart

Viernes 11 de abril de 2014  

El sábado 12 de abril a las 21 en punto, en el Teatro Provincial de Salta (Zuviría 70), se estrenará “Bastián y Bastiana”, ópera que compuso Wolfgang Amadeo Mozart cuando tenía 12 años. El trabajo de producción demandó casi un año y los ensayos más de tres meses. La entrada es libre y gratuita.

Mozart compuso a“Bastián
y Bastiana” los 12 años

La producción y dirección general está a cargo de la profesora y licenciada Carolina Ceriani, joven música salteña graduada en la Universidad Nacional de Buenos Aires. En la puesta participan treinta personas entre músicos sinfónicos de grupos instrumentales y cantantes salteños seleccionados.

La presentación de esta ópera está auspiciada por la Fundación Parnassos, institución que en este acto, por tercer año consecutivo, entregará su “Distinción” anual a personas elegidas por su trayectoria en el campo artístico y científico. La entrada al acto es libre y gratuita y se recomienda puntualidad a los asistentes.

Carolina explica que esta es obra de “un Mozart temprano, lo que no implica simple, sino más bien todo lo contrario, y un Gluck en la madurez de su producción”. “Bastián y Bastiana” está considerada como la ópera más representada, tanto en adaptación didáctica para púbico escolar, como para el juvenil y adulto. Esto la hace una buena opción para quienes quieran iniciarse en el descubrimiento del mundo de la lírica.

Mozart (1756-1791) estrenó esta obra en la residencia de Franz Mesmer, en Viena, en 1768. El libreto parodia la comedia lírica en un acto "El Adivino de la Aldea” de Jean Jacques Rousseau, estrenada en 1752 en París.

Mozart contaba con 12 años cuando compuso “Bastián y Bastiana”. Quizás la hizo para niños, pero en la partitura musical de esta obra se pueden escuchar muchas de las notas de los acordes que, posteriormente, acompañarían al autor en sus obras cumbres. Junto con “La Flauta Mágica”, “Bastián y Bastiana” es una de las óperas más representadas del repertorio clásico.

"Mi corazón late al ritmo de la obra"

JPEG - 61.2 KB
Carolina Cereani

La licenciada Carolina Ceriani una entrevista con este medio habló sobre su trabajo musical.

¿Qué influye en usted, para seguir en la carrera musical?

Tengo un par de motivos, entre otros, que puedo destacar para seguir en la carrera musical. Primero: la música, que es como mi corazón; late al ritmo de cada obra, y se concreta en el momento del hecho musical, el que se sitúa en el límite entre lo sublime y terreno. Segundo: tiene que ver puntualmente con los actores directos de la emisión sonora; es el entusiasmo por extraer de cada uno de ellos la mejor esencia. Intento en cada obra que abordamos, lograr la mejor interpretación, lo que hace única cada representación, en el sentido literal de la palabra.

Dentro de sus desempeños artísticos, ¿cómo los combina?

Entre mis desempeños artísticos puedo contar la Música como también la Danza. Reitero, la Música es como si fuese mi corazón; de este modo, la Danza es como si fuese mi Alma. Si alguna me faltara, esa perfecta máquina, al ideal de un reloj suizo con un plus, dejaría de funcionar bien.

¿Tuvo apoyos en su carrera musical?

A lo largo de mi carrera musical, han pasado muchas personas que han contribuido con mi crecimiento, tanto intelectual como personal. Puedo destacar al licenciado Julio García Cánepa, vice-rector del Instituto Universitario Nacional del Arte, que siempre me alentó y acompaño en mi formación. Al maestro Mario Benzecry, quien me formó en la carrera de Director de Orquesta, con un alto ideal musical. Aquí en Salta, agradecer profundamente al maestro Antonio Montero, que brindó sin mezquindades, sin intereses, sin escarnecimientos, algo que en esta orientación es muy difícil de encontrar: la oportunidad de saber que es posible dirigir y desarrollarse en esta carrera tan rugosa, sobre todo hacia el género femenino.

¿Qué es lo más importante para lograr una obra?

Hay muchos aspectos a valorar, pero a mi criterio, uno de los principales es el ensayo, dentro del cual se trabajan muchas cosas, sobre todo el equilibrio que debe tener una obra, sumado a la interpretación, el estilo, el mensaje que se quiere transmitir al auditor, en la continua búsqueda de transmutar hacia lo sublime, para arribar a la emotividad del Ser.

Dentro de su trayectoria artística ¿tuvo desafíos?

Muchos, que gracias a Dios, pude superar. Pero mi mayor desafío es demostrarme que en cada proyecto puedo superarme a mí misma. Esto me permite saber cuáles son mis capacidades y limitaciones y cómo debo trabajar.

¿Qué valora más en un artista?

Es una cualidad, que quizás es difícil de encontrar, la "Humildad", pero que permite al artista en sus inicios, crecer y en su madurez, ennoblecer su quehacer artístico.