El mundo despide al "Gabo"

Viernes 18 de abril de 2014  

El mundo se conmovió el jueves 17 de abril, ante el fallecimiento del premio Nobel de Literatura Gabriel García Márquez quien dejó existir a los 87 años, alrededor de las 14.30 horas, en su hogar y en compañía de su esposa Mercedes Barcha, de sus hijos, amigos y unas pocas personas muy cercanas. El “Gabo” considerado el “Cervantes del siglo XX”, fue el autor de “Cien años de soledad”, la obra maestra de la lengua española. Fue traducido a treinta y seis idiomas y ese libro lleva vendido un millón de copias. Tardó solo 18 meses en escribirlo.

García Márquez, el Cervantes del Siglo XX

Parecía premonitorio, pero el 6 de marzo, el día en que cumplió 87 años, Gabo salió de su casa a despedirse del mundo. En ese momento nadie sabía que esa sería la última vez que se le vería sonriente y contento por saberse amado por sus lectores. Hace unas pocas semanas Gabriel García Márquez, radicado en México desde hace más de 50 años, comenzó a sentirse mal. Tras varias visitas médicas a su domicilio y luego de no mostrar una evolución favorable, el escritor colombiano fue ingresado al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, por un cuadro de posible neumonía.

Oficialmente se informó que padecía una infección pulmonar. Tras ocho días, fue dado de alta con un diagnóstico muy delicado que dio a conocer el diario mexicano “El Universal”: un cáncer que invadía pulmones, gánglios e hígado. La gravedad del padecimiento y su avanzada edad fueron clave para que la familia y los médicos decidieran que el novelista debía volver a su casa para ser atendido sólo mediante cuidados paliativos.

El 8 de abril el Gabo regresó a casa con su familia. Desde entonces y hasta el día de su muerte fue afanosamente atendido por médicos y enfermeras, quienes diariamente acudían al domicilio para dar seguimiento a su estado de salud. Desde el alta médica, numerosos periodistas se mantuvieron haciendo guardia afuera de su domicilio ubicado en el sur de la ciudad de México.

Cerca de las 15 del jueves último, se confirmó la dolorosa noticia y en la casa de la familia García-Barcha, en el Pedregal de San Ángel, se congregaron cientos de periodistas de todo el mundo. Desde ese momento el hermetismo rodeó la casa. Fueron pocas las personas que llegaron al domicilio para ofrecer sus condolencias. Ninguno más tuvo acceso.

Según contó el diario El Universal, cerca de las 16:30 horas ingresó una carroza fúnebre en medio de empujones y gritos de los periodistas. Después de las 5 de la tarde, conocida la noticia de la muerte la familia mantuvo en completo hermetismo la información sobre cómo y dónde serán los funerales. Finalmente se informó no habría honras fúnebres y que el luto se llevaría a cabo en completa intimidad, negando al mundo la última despedida.

Sus restos cremados
sin honras fúnebres

El lunes 21 de abril a las 16, en el Palacio de Bellas Artes de México se recordará con un acto solemne el legado mundial del célebre novelista Gabriel García Márquez. La esposa del escritor, Mercedes Barcha, y sus hijos Rodrigo y Gonzalo, han guardado silencio anunciaron que los restos del autor de "Cien años de soledad" serán "incinerados en privado" en México sin honras fúnebres; mientras que en Colombia se decretó tres días de duelo y las banderas ondean a media asta.

No hubo por lo tanto un funeral en México para García Márquez, y por el momento se desconoce si el escritor colombiano será llevado a Colombia, su país natal, o si quedará en Ciudad de México, donde vivió las últimas décadas

La muerte del Premio Nobel de Literatura 1982 conmocionó no sólo a los escritores, sino que generó una ola de pesar y condolencias en casi todo el mundo. En ls redes sociales el mundo manifestó su dolor por la muerte del referente de la literatura latinoamericana. Se conocieron los mensajes de condolencia de presidentes de toda Sudaméricaesta; incluso del estadounidense, Barack Obama, y de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, entre otros.

Aracataca pide sus cenizas

Aracataca, el pueblo donde nació el escritor Gabriel García Márquez, pidió ayer que las cenizas del Nobel sean llevadas al museo levantado en la casa de los abuelos maternos, donde pasó los primeros años de su vida. Tufith Hatum, alcalde de Aracataca, realizó el pedido luego de decretar cinco días de duelo por la pérdida del que dijo era el "ilustre hijo" de la población, ubicada en el departamento del Magdalena, en el norte del país, informó la agencia de noticias ANSA.

"Le hacemos esta petición con todo respeto a los familiares de Gabriel García Márquez y al gobierno nacional para ver si esas cenizas pueden reposar acá, en la casa museo", manifestó Hatum. El alcalde de Aracataca, por su parte, anunció que el lunes 21 de abril se realizará en esa población un sepelio simbólico a la misma hora del que se llevará a cabo en Ciudad de México. García Márquez nació el 6 de marzo 1927 y quedó al cuidado de sus abuelos, el coronel Nicolás Márquez y su mujer, Tranquilina Iguarán.

  • Fuente: Diario El Universal de México y Télam