El inicio la otra invasión a Cuba

Martes 1ro de marzo de 2016  

La mítica banda británica Rolling Stones confirmó que el 25 de marzo se presentará por primera vez en cuba, en la ciudad deportiva de la habana, con un concierto histórico, ya que se trata del primer gran grupo de rock que actuará en la Ciudad Deportiva de la capital cubana, tres días después de la histórica visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al país.

Los Stones harán un histórico show
gratuito el 25 de marzo en La Habana

"Hemos tocado en muchos lugares especiales durante nuestra larga carrera, pero este espectáculo en La Habana va a ser un hito para nosotros y esperamos que lo sea también para todos nuestros amigos en Cuba", señaló ayer la banda. El "Concierto por la Amistad", como lo han bautizado, será filmado para la posterior realización de un documental sobre la gira de la banda por toda América Latina.

La presentación de The Stones en La Habana será el cierre de su gira por América Latina, denominada "Olé Tour", que incluyó conciertos multitudinarios en ciudades como Santiago de Chile, Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro y San Pablo, y todavía tiene que pasar por Porto Alegre, Lima, Bogotá y el DF mexicano, antes de desembarcar en la capital cubana.

Desde que se eliminó el bloqueo norteamericano sobre Cuba, Mick Jagger se manifestó ansioso porque su banda fuera la primera de las grandes de la historia del rock en tocar en Cuba, en lo que parecía una disputa de egos con Bono, de U2, y con el ex Beatle Paul McCartney.

Jagger inició los contactos con la administración Castro a través de la Fundación Bon Intenshon, pero además viajó de incógnito a la isla en un par de ocasiones. Lo hizo acompañado de los productores de la gira, quienes luego volvieron a Cuba con Keith Richards, el guitarrista de la banda, desde la casa que éste tiene en Jamaica.

Además de los Stones, los medios cubanos afirman que para este año los amantes locales del rock también tendrán la posibilidad de ver en vivo a Sting y a Stevie Wonder.

A pesar de los deseos y los esfuerzos de los organizadores locales, el “objetivo Cuba” echó por tierra la posibilidad de sumar nuevas fechas en la Argentina y en Brasil.