El heavy metal argentino en cine

Viernes 29 de abril de 2016  

El documental “Sucio y desprolijo”, de Paula Alvarez y Lucas Lot Calabró, propone un exhaustivo recorrido de dos horas por la historia del metal argentino, en un trabajo que se destaca por la riqueza de los testimonios de los protagonistas del género y las imágenes de archivo. Se estrenó la semana pasada en el Cine Gaumont Espacio Incaa y luego recorrerá los espacios de todo el país.

Se estrenó "Sucio y desprolijo"

Dividido en capítulos que hacen hincapié en las distintas décadas, el documental hace justicia al repasar la ignorada historia del metal argentino para el establishment musical, desde los inicios marcados por la represión policial y la marginalidad, hasta el presente, en donde se convirtió en un género instalado en el panorama artístico global del país.

El filme cuenta con los valiosos testimonios de figuras claves como el ex V8 Alberto Zamarbide; el líder de Rata Blanca, Walter Giardino; la hermana de Pappo, Liliana Napolitano; Juan Espósito, de El Reloj; Claudio Marciello, de Almafuerte; Antonio Romano, de Malón; y Ricardo Iorio, uno de los puntos fuertes de la película, quien cuenta con un capítulo especial.

El recorrido se inicia con los primeros palotes del género esbozados en los albores del rock argentino con sus vertientes más "duras", representadas en los blues de Manal y de Pappo.

En este sentido, resulta un verdadero hallazgo el relato de Espósito, de El Reloj, acerca de los primeros intentos del uso del doble bombo en la batería y las resistencias a esta innovación; asì como el recuerdo de los primeros conciertos de Riff y la irrupción en escena de la fundacional V8.

"Uno de los problemas era que no teníamos cómo conseguir material de archivo. Fue muy difícil conseguir cosas relacionadas con la historia del metal. Por suerte, contamos con la colaboración de los músicos y de los fan, a través de las redes sociales, así que el armado del documental fue un poco comunitario", destacó Álvarez.

"Veremos qué hacemos con el material que quedó afuera. No queremos que quede guardado para nosotros. No nos sirve y, además, no es nuestro objetivo. Vamos a estudiar si lo subimos a nuestro canal de Youtube o si lanzamos un DVD con extras", anticipó. Álvarez tampoco descartó la posibilidad de hacer una segunda parte con la inclusión de bandas que quedaron fuera del documental, tal como ocurrió con Carajo o grupos actuales como Plan 4.