Dos obras tucumanas a escena

Patricia Monserrat Rodríguez

Miércoles 22 de mayo de 2013  

Este fin de semana (viernes 24 y el sábado 25 de mayo) el teatro tucumano anda de gira por la ciudad. Dos de sus obras premiadas “¿Qué soñará Corbalán? y “Museo Medea”, elogiadas por el público y la crítica del Jardín de la República podrán verse en Casa de la Cultura y en el Museo de Hernández. La entrada $30.

Los jóvenes de "Teatro al Manubrio", creadores de ¿Qué soñará Corbalán? ya levantaron ovaciones auténticas, desinteresadas y conmovidas el año pasado cuando presentaron su bellísima obra “Amor de Músico”.

En ella estos luthiers de Tucumán-integrantes también de la Banda del río Salí- recreaban la historia de dos músicos empecinados en ensayar y enamorarse, a sabiendas de la peligrosidad de estas acciones revolucionarias. Los tablados del Teatro de la Fundación y el Salón Auditórium fueron testigos de la respuesta impresionante del público joven que los fue a ver.

El viernes 24 de mayo a las 21,30, en la Sala Mecano de Casa de la Cultura, vienen a Salta con una creación propia cuya reseña dice así: San Miguel de Tucumán, año 2016. ¿Qué soñará Corbalán? Es la pregunta que casi nadie se hace. Actúan: Yesika Migliori, Roberto López y Leandro Ortega. Dirección: Mario Ramírez.

Corbalán, Gómez y Ramírez son tres personas, tres trabajadores, tres placeros revolucionarios, tres albañiles terroristas, tres fantasmas de los sueños, tres personajes que transitan una ciudad que aún no ha despertado del todo.

Esta ciudad aparece en sombras, o aparecen las sombras de la ciudad entre las luces de colores que obnubilan o entre las luces de los sueños o las risas.

"Museo Medea"

Sábado 25 de mayo a las 19, en el Museo de Casa de Hernández (Florida esquina con Alvarado), sube a escena "Museo Medea". Actúan: María José Medina y Guadalupe Valenzuela. La obra revisita la tragedia griega en clave contemporánea; cuenta con excelentes actuaciones del elenco y el atractivo será el espacio escénico poco tradicional del que se apropiará el trabajo teatral. Para no perderse estas obras.

Él se fue con otra mujer. Hace mucho tiempo. Ella cree que va a volver. Lo está esperando, en la casa que él compró para los dos. Su reino. Su hijo. Quedó la empleada, no se quiso ir, a pesar de que Ella ya no podía pagarle. ¿Adónde se iba a ir? Para saldar las cuentas exponen su intimidad como un museo. Apenas les alcanza. Ninguna de las dos puede abandonar lo que ya no existe, el reino, el trabajo (que dignifica), Él. Se quedan. Ella, la empleada y la casa. Museo. Él cumple años. Ella se lo quiere festejar. No viene. No va a venir. ¿Y la empleada?

La obra es una reescritura contemporánea del mito griego de Medea. La ficción interviene los distintos espacios del museo e integra las muestras de artes visuales que estén en exposición a la acción dramática.

Patricia Monserrat Rodríguez
labutacateatro@yahoo.com.ar