SEXY SEXY DESIRE

Deseo y sensualidad en escena

Patricia Monserrat Rodríguez

Martes 9 de octubre de 2012  

Final de la serie de funciones 2012 del musical “Sexy, sexy desire” a cargo del grupo X-Centrics Dance Show, conducido por Laura Dip. La Sala de la Fundación mostraba un lleno casi total en las plateas, la gente se componía de salteños y se caracterizaban por la heterogeneidad de edades y género.

Sexy Sexy emerge en el campo artístico como una novedad, una alternativa diferente para las producciones locales; se trata de un producto ambicioso, absolutamente prolijo, acorde a las demandas populares tinellizadas y hecho por profesionales arriesgados. Todos estos atributos se agregan a una cuidada gráfica, selección musical de gran potencia y gran preparación coreográfica del grupo.

El elenco está compuesto por seis bailarinas y cuatro bailarines, preparados actoralmente por Daniel Veleizán, conocido actor del grupo Espacio quien se instaló en la memoria de la gente por su rol como “el senador” en la saga de “Martínez y el senador”.

Laura Dip y Teatro Espacio ya habían trabajado juntos juntamente en la tercera propuesta de “Martínez y el senador”. En aquella ocasión el ballet aportaba la parte musical de la producción de Monti, provocando mayor consonancia revisteril en la obra teatral.

Esta vez Laura Dip se despoja de lo teatral y pone de relieve lo suyo, generando un espectáculo básicamente musical- las coreografías son el centro del trabajo- pero apela la teatralidad propia de la danza moderna, bien desarrollada por su elenco interpretativo.

Los diferentes cuadros resultan atractivos, sorprendentes, humorísticos y todos están atravesados de la sensualidad que sobrevuela en todo el espectáculo. El deseo es la marca de agua de la propuesta, y desde allí todo es posible: espiar a la parejita por la ventana, esconder una noche desenfrenada en un vestido de novia, jugar el strip tease masculino, engañar con artimañas femeninas, incluso entregarse a los prisioneros y terminar aprisionada.

La comicidad de los cuadros se hace muy accesible, simple pero divertida; no hay afán de intelectualidad sino de sensualidad y sexualidad. En esa vereda se inscribe “Sexy Sexy Deseo”.

El elenco trabajó con dinamismo, prolijidad y riesgos inusuales en las tablas locales, hay que destacar al elenco masculino que atrapó las miradas del público rosa y generó desbordes tímidos en la platea baja.

  • Patricia Monserrat Rodríguez
    Critica teatral
    labutacateatro@yahoo.com.ar