Desamparo al colectivo Minga

Miércoles 28 de mayo de 2014  

Desde el Juzgado Civil y Comercial de 4ª Nominación, a cargo de Osvaldo Llanes se desestimó la acción de amparo en el conflicto por el Centro Cultura Arístene Papi presentado por la abogada Jacqueline Manoff, de parte del Colectivo Artístico Minga, Su finalidad era que su presidenta María Eugenia Wayar, les abra las puertas de ese centro cultural para proseguir dictando sus talleres.

Arístine Papi: desestiman la acción de amparo de Minga

Este revés judicial para el Colectivo Minga fue dado a conocer el lunes 26 de mayo. El juez en su fallo expone que luego de las consideraciones expuestas, el amparo se desestima por no estar presentes los recaudos de arbitrariedad o ilegalidad manifiestos, exigidos para su procedencia.

“Por todo esto –acota- se desestima la acción de amparo deducida por Minga, Colectivo Artístico y Cultural en contra de María Eugenia Wayar, en su carácter de presidenta de la Asociación Centro Cultural Artístene Papi”. Como conclusión impone que las costas de las acciones judiciales sean pagadas por la parte actora de la demanda.

“Sólo quiero recordar que el “Aristene Papi” sigue de pie y abierto para toda la comunidad de Salta”, dijo María Eugenia Wayar a Nuevo Diario al ser consultada por el resultado del fallo. En cuando a las acciones del Colectivo Minga opinó: “ya lo dije, no sé lo que quieren. La mentira cae en algún momento. Ellos saben que con sus proyectos de taller, de manera individual pueden entrar a nuestro Centro Cultural, como la Minga no. Para el Aristene ellos no existen como Asociación”, concluyó.

Por su parte los integrantes del Colectivo Minga, luego de conocer el fallo en contra adelantaron que apelará la medida. Lo hicieron público a través de una Carta Abierta con fecha martes 27 de mayo. Su contraataque fue distribuido entre cientos de contactos por las redes sociales: “Luego de naturalizado el abuso, la “justicia” lo avala. En Salta la Cultura se encuentra absolutamente desprotegida y hoy, nuevamente humillada”, subrayaron.

Sostienen que esta humillación está reflejada “en la sentencia judicial que se dictó el juez Llanez que eligió no considerarla en absoluto susceptible de protección jurídica”. Luego de varias consideraciones sobre las pruebas presentadas, la carta subraya: “no existe en este juicio una sola prueba capaz de acreditar defensa posible de la demandada. Tampoco hay derechos en los que se pueda resguardar su accionar ilegítimo y sin embargo la resolución judicial, de modo arbitrario rechaza la acción de amparo desconociendo el daño ocasionado”.

“Minga Colectivo Artístico Cultural” insiste que la expulsión del predio del Arístene fue “de manera violenta contra trabajadores de la cultura que dictaban allí más de 20 talleres culturales y varias expresiones artísticas con profundo compromiso e impacto social”.

Adelantaron que además de seguir dictando talleres en las calle, apelarán este fallo del juez “esperando que en los próximos estrados se ponga como valor a la cultura frente a cualquier interés individual o corporativo capaz de menoscabarla. La Justicia debe hablar por la sociedad, y una justicia que denigra el arte de sus jóvenes no merece llamarse justicia”.

Finalmente el Colectivo Artístico señala que descartaron seguir por las vías penales “que si bien correspondían, solo activan la fuerza represiva del Estado en términos personales. Lo que aquí verdaderamente se pretende es que la Justicia proteja nada más y nada menos, que a nuestra propia cultura, la que construimos todos los días”, concluyeron.