Cosquín, premios y polémica

Lunes 3 de febrero de 2014  

No con menos polémicas que todos los años se cumplieron las nueve lunas de Cosquín 2014. A pesar de todo y como todos los años, la edición tuvo sus premiados. Y también hubo quejas de desorganización, falta de coordinación, escandalosos acomodos entre bambalinas, reclamos del público por los horarios en los que subían a las figuras convocantes y hasta una denuncia de expulsión y censura.

Los premiados 2014

El premio Consagración fue para el joven cantante formoseño Lázaro Caballero, que actuó en la tercera luna, y el premio Revelación, mejor de los finalistas del Pre Cosquín, fue para Jorge Márquez, cantor de La Matanza Provincia de Buenos Aires que participó como solista vocal de tango. En su actuación tuvo que conceder un bis a pedido del público, cosa poco frecuente. El Camín, la mayor distinción que otorga el festival, este año fue para “Los 4 de Córdoba”.

El domingo, última noche de las nueve lunas el festival tuvo una difícil tarea: coordinar una grilla con 44 números artísticos, la más larga de un festival que tuvo grillas muy cargadas y actuaciones muy cortas. El prestigioso Juan Falú enojado manifestó que no actuará más en el Cosquín por el frustrado incidente del homenaje a su tío Eduardo Falú. El intérprete tuvo un frustrado el homenaje a su tío el salteño, por el que luego declaró que fue "expulsado" y "censurado", el pasado miércoles.

Además, expresó un rotundo rechazo a la torpe expulsión del escenario que decidieron los responsables del mismo. "Nos dieron vuelta el plato giratorio sin dejarnos hacer nuestro tema final, “Vidala del Nombrador”, y sin siquiera poder saludar al público, que estaba furioso por la situación", agregó.

Cosquín 2014 tuvo noches gloriosas de artistas consagrados pero también quejosas. Asistentes y televidentes, hicieron sentir su reclamo a la organización a través de las redes sociales, por el sacrificio de tener que esperar casi 8 horas para ver a sus artistas preferidos sobre el escenario “Atahualpa Yupanqui”.

Los espectadores estallaron de bronca por la hora que subieron Los Tekis en su noche que finalmente fue bien de madrugada, porque tuvieron que sostenerse en pie hasta las 5 am del martes 28 de enero último con una grilla sobrecargada de 35 artistas.

La molestia venía de jornadas anteriores por los horarios que esperaron a Jorge Rojas, Luciano Pereyra, e inevitablemente pasó lo mismo con Abel Pintos, Chaqueño Palavecino, Soledad y Los Nocheros, algunos de los artistas más esperados y convocantes de la grilla. El público enojado comentó por las redes: “La gente se sacrifica tantas horas sentada en la Plaza, además somos los que pagamos nuestra entrada”.

JPEG - 24.8 KB
Jorge Márquez, premio Revelación

“No hay palabras para describir lo que está pasando con la organización del Festival de Cosquín y con la coordinación de los horarios. Nos faltan el respeto a todos incluso a los artistas, quienes deberían ser los primeros en reclamar públicamente por esta situación”, dijeron. Se puede ver que son extensos espacios políticos y municipales y son cada vez más evidentes las pugnas tras bambalinas por poner a ciertos artistas en el horario televisivo. “Es una falta de respeto a la gente que se sienta desde las 21 o 22 horas y espera a sus artistas para que estos suban a las 5 de la mañana”, criticaron.

Un grupo de las fanáticas escribió en Facebook: “Amigos Tekis, estamos indignadisimas. Nos fuimos porque estábamos desde las 21, en la plaza Próspero Molina de Cosquín esperándolos. Es una falta de respeto, un aprovechamiento, una burla para ustedes y nosotros que pagamos por verlos. Los amamos, pero no aceptamos que tengamos que esperarlos más de ocho horas para verlos”. Agregaron: “mejor será verlos o seguirlos en otros festivales. Confiamos en que ustedes no tienen que ver en esta indignante y humillante falta de respero a toda la gente que los sigue”, reflexionó.

Noche a noche el festival tiene que ver la forma de coordinar la actuación de 30 o 45 artistas y todos tienen que entrar como sea. Muchos de ellos tienen un lugar en la grilla por el compromiso moral de los organizadores ya que cantan gratis para el Cosquín de invierno. Tanto los televidentes de todo el país que siguen el festival a la distancia y el público presente en la Plaza, debe esperar cada vez más horas sentadas o despiertas para poder ver a los artistas por los cuales pagaron su entrada.

Los números de Cosquín

La plaza alberga alrededor de 11.800 espectadores sentados y se ponen a la venta alrededor de 9 mil entradas. Para el lleno total se contempla cierto cupo de invitaciones. Este año, el festival de Cosquín tuvo un promedio de 70% de asistencia en todas las noches.

En la primera noche, cuyo número central tenía a Jorge Rojas, el festival vendió el 100% de las entradas disponibles.

En la segunda noche, con Luciano Pereyra encabezando la programación y Lito Vitale-Juan Carlos Baglietto y Peteco Carabajal como números centrales, la venta llegó a un 60%.

La tercera luna, con Los Tekis, Mariana Carrizo, alcanzó un 72% de localidades vendidas. La cuarta luna con Abel Pintos tuvo un 100% de entradas vendidas, mientras que para la luna siguiente, del "Santiagueñazo", se vendió un 92% de entradas.

Al contrario de lo que se esperaba, la sexta jornada encabezada por el Chaqueño Palavecino bajó a un 70% de venta mientras que la noche del viernes que tuvo a Víctor Heredia, Teresa Parodi y León Gieco solamente se vendió un 54%.

La noche del sábado, liderada por Soledad llegó a un 60% mientras que la última noche, la de la despedida con Los Nocheros como número principal, se vendió un 64%.