Las consagraciones de Cosquín

Martes 3 de febrero de 2015  

Culminó el Festival Nacional de Cosquín 2015. El premio más codiciado del festival de folclore fue compartido por tres artistas. Los Manseros Santiagueños se llevaron el Camin. La última luna del domingo en Cosquín comenzó con una emotiva presentación de Los 4 de Córdoba (recordaron a "Lalo" Márquez, histórico integrante del grupo fallecido en las últimas horas) y cerró con Los Manseros Santiagueños. Luego se anunciaron los ganadores de los diferentes premios.

El galardón más deseado es siempre el de la Consagración, que este año volvió a ser compartido, en este caso por tres artistas. Sergio Galleguillo, La Callejera y Quórum, en una decisión muy polémica de la Comisión de Folclore, según la crítica del diario cordobés “La Voz”.

El riojano ya había obtenido el reconocimiento en 2002 cuando integraba el grupo “Los Amigos”, que luego lo tuvo al frente para desembocar más tarde un proyecto solista. Se suponía que la “Consagración” es un premio que termina de confirmar a un artista en escenso y Galleguillo hace algunos años que es cabeza de cartel en todos los festivales.

Lo del grupo formoseño “Quórum” fue imposible de explicar, una fórmula trillada y sin ningún vuelo artístico. Cuando subieron al escenario a recibir el premio ni ellos se lo creían. Esta designación no aventa el manto de dudas hacia el festival.

Para “La Callejera”, grupo formado por integrantes de distintas provincias pero instalada en Córdoba, el galardón es el fruto de muchos años de trabajo no sólo por sus actuaciones en el escenario mayor, sino también con su peña, una de las más elegidas por la juventud por su propuesta para bailar.

El resto de los premiados. El Camin a la trayectoria fue para Los Manseros Santiagueños, quienes de un corto tiempo a esta parte han tenido un gran resurgimiento enarbolando las banderas de la tradición y la nostalgia.

En el rubro Revelación, los premiados fueron el guitarrista chaqueño Javier González, ganador del Pre Cosquín en la categoría solista instrumental y el conjunto de malambo El Arriero en danza. Mientras que en los Espectáculos Callejeros ganó el grupo sanjuanino Labriegos, la primera mención fue Belén Herrera, la segunda para La Payana. El destacado de la Peña Oficial fue para los santafesinos Terra.

Ordenado con alto nivel artístico
pero con menos público

La edición 2015 del Festival de Cosquín, que nació surcada por el desencuentro entre la intendencia y el Ministerio de Cultura de la Nación y padeció la falta de pantalla nacional al no ser televisado por la TV Pública, atravesó su 55ta. entrega con una visible merma de espectadores, pero logró ofrecer momentos de alto contenido artístico, según el comentario de la Agencia Télam..

Pedro Aznar, Raly Barrionuevo, el dúo Baglietto-Vitale, María Marta Serra Lima junto a Siempre Tucu, Luciano Pereyra, Abel Pintos, Jairo, Los Tekis, Sergio Galleguillo, Canto 4, Paola Bernal, Los Huayra, Ligia Piro, Los Alonsitos, Facundo Toro y Los Manseros Santiagueños, le dieron contenido a las nueve lunas.

Los aplausos para la Orquesta Filarmónica del festival que brilló en los momentos sinfónicos al unirse a las voces de Ramona Galarza, Facundo Toro, Los 4 de Córdoba y Guitarreros, pero la experiencia no fluyó de igual modo cuando fue el turno de la mediática cantante Coqui Ramírez.

En el debe de la programación, que esta vez no se desarrolló en noches maratónicas e imposibles de apreciar para la totalidad de los asistentes, quedaron los segmentos de humor de Jorge Tissera, QV4 y Julio Vaca "Chicharrón, no se entendió la presencia de Miguel Ángel Cherutti y también quedaron en deuda Susana Quevedo, Deolinda Sosa, Coco Gómez y Martín Oliva.

El ámbito de las peñas también tuvo sus noches de cartel completo con la serie de conciertos “Solo y acompañado” que brindó Peteco Carabajal, la velada de la Orquesta de Cámara Chango Farías Gómez en la peña de Paola Bernal y el show completo y con banda que Raly Barrionuevo dio en la Norteña, regenteada por el grupo platense Los Colorados y Hernán Bolleta.

El panorama peñero, que también tuvo altibajos, ratificó el impacto de Los Manseros Santiagueños y los espacios eminentemente bailables como La Callejera y la de Néstor Garnica y su Fiesta del Violinero.