Cervantes y su gloria tardía

Jueves 21 de abril de 2016  

A pesar de haber conocido la celebridad, Cervantes vivió en la pobreza y lejos del reconocimiento de sus contemporáneos, algo que se deja entrever en su obra maestra, de tono externamente cómico e íntimamente triste. Miguel de Cervantes Saavedra, muerto en Madrid hace 400 años, el 22 de abril de 1616, publicó en 1605 la primera parte de "Don Quijote de la Mancha", una novela concebida como parodia de los libros de caballería que se convirtió con el tiempo en la madre de toda la novelística moderna.

A 400 años de su muerte

El soldado, poeta, dramaturgo y novelista había nacido en Alcalá de Henares en 1547, en el seno de una familia de abolengo aunque humilde, que peregrinó por distintas ciudades de España para poder asentarse económicamente.

Esto no impidió que el joven Cervantes recibiera una formación humanista e incursionara en el mundo de autores clásicos como Ovidio, Horacio y Virgilio y se apasionara por la lectura de las novelas de caballería.

Su paso por el Colegio de los Jesuitas y la influencia de escritores como el dramaturgo Lope de Rueda enriquecieron la formación de Cervantes, que en 1605 dio a la luz la primera parte de la historia del "Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha", con el que logró una visibilidad que no lo alivió de una vida de limitaciones donde sufrió el cautiverio, la cárcel y el agravio público.

El "Quijote de la Mancha", la segunda obra más traducida después de la Biblia, trascendió e impactó en célebres escritores como los argentinos Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares, y extranjeros de la talla de Fedor Dostoievsky y Thomas Mann.

Cuando Bioy Casares recibió el premio Cervantes, en 1990, dijo en su discurso de agradecimiento: "Cuando leí el inolvidable comienzo y todo aquel primer capítulo que nos refiere cómo era Don Quijote, dónde y con quiénes vivía, sentí una emoción muy fuerte...Si mal no recuerdo, antes de concluir el primer capítulo supe que yo quería ser escritor".

Esa falta de libertad que le fue esquiva en su vida se ve reflejada en el "Quijote", donde expresa: "La libertad es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurarse la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres."

"El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha" se publicó en 1605. Su protagonista, Alonso Quijano, ha enloquecido por la lectura de las novelas de caballería, y decide recorrer el mundo para proteger a los débiles, destruir la maldad y lograr el amor de Dulcinea. En su periplo convence a un labrador, Sancho Panza, para que se convierta en su escudero.

El éxito de la primera parte del libro fue inmediato pero no le sirvió a Cervantes para salir de la miseria, y durante mucho tiempo quedó en el olvido. No obstante le permitió publicar otras obras que ya tenía escritas: las "Novelas ejemplares", el "Viaje del Parnaso" y "Comedias y entremeses".

Miguel de Cervantes Saavedra murió el 22 de abril de 1616, sabiendo que la primera parte del Quijote había sido traducida a varios idiomas. Además del Quijote dejó escritas dos novelas, 12 novelas ejemplares, 11 obras de teatro y un libro de poesía.