Los seguidores del gran Gian Franco Pagliaro, italiano, radicado en Argentina, le dieron el adiós al cantautor. Murió la noche del martes 27 de marzo a los 70 años como consecuencia de un paro cardíaco.

por

Adiós a Gian Franco Pagliaro

Miércoles 28 de marzo de 2012  |  Video  

El cantautor italiano Gian Franco Pagliaro falleció la noche del martes 27 de marzo a los 70 años como consecuencia de un paro cardíaco, informaron autoridades del Sindicato de Autores y Compositores de la Argentina (Sadaic). Los restos del intérprete, actor, poeta y músico radicado en Argentina fueron inhumados en el Panteón de Sadaic, del cementerio porteño de la Chacarita.

Composiciones como "Las cosas que me alejan de tí", "Amigos míos me enamoré", "Todos los barcos", "Yo te nombro", "Confesiones de un ex" y "Un ramito de violetas", entre otras, quedarán inmortalizadas en su recuerdo.

Pagliaro había nacido en Nápoles (Italia) el 26 de julio de 1941 y luego de comenzar como cantante en su ciudad natal, en 1956 y con sólo 15 años llegó a la Argentina e inició su carrera artística.

Con voz de barítono, se lo consideró un argentino con corazón italiano. En 1967 grabó su primer éxito "Chau amor chau", para luego sucederle otros clásicos de su repertorio de la talla de "No te vayas entonces", "El extranjero", "Este amor desordenado" y "La balada del boludo" que se hizo conocer en la década del ´90.

Fue en 1970 con su canción "Las cosas que me alejan de tí" que obtuvo el IV Festival Buenos Aires de la Canción y un año después estrenó en el mismo evento su tema "Yo te nombro libertad", en plena época dictatorial, que fue descalificada y se convirtió en un emblema de la época.

A lo largo de su carrera, Gian Franco, considerado como el "poeta a contramano", musicalizó poemas de José Martí, Neruda y Guillén, además de escribir su propia poesía que se combinaba entre el desamor, el amor y la realidad social de cada época.

Sus más recientes álbumes "Antología italiana" (2003), "Cantautores queridos” (2005) y “La voz de los poetas” (2007), son la muestra cabal de un artista que siempre actuó guiado por sus estados de ánimo con absoluta libertad de elección y acción.